Reabren los shoppings porteños con estrictos protocolos sanitarios

Debe haber una persona cada 15 metros cuadrados y se habilita un solo ingreso para todos los clientes.

Este miércoles, en la previa del Día de la Madre, reabren los shoppings de la Ciudad de Buenos Aires, con un estricto protocolo sanitario. Se logró tras un acuerdo entre la administración de la CABA y el Gobierno nacional. El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, dijo que implica un desafío para la gestión de la pandemia. Estarán abiertos de 12 a 20.

Según el protocolo, debe haber una persona cada 15 metros cuadrados, lo que reduce en forma significativa la ocupación de cada centro comercial, el cual tendrá un acceso único, donde habrá empelados que tomen la temperatura, apliquen alcohol en las manos de los clientes y garanticen el orden de ingreso.

En shopping Abasto (Corrientes y Anchorena, Comuna 3), por ejemplo, habrá un contador de personas similar al que ya se usa en Distrito Arcos de Palermo (Comuna 14), que registrará ingresos y egresos. Se instaló una cámara que toma la temperatura de hasta diez personas al mismo tiempo, a ocho metros de distancia. También habrá alfombras sanitizantes con alcohol para limpiar el calzado. Cada local a su vez ofrecerá alcohol para higienizar las manos.

No estarán habilitados los patios de comida. Los negocios gastronómicos ofrecerán la modalidad de “take away” o delivery. No abrirán los cines ni las atracciones para menores.

El Gobierno de la Ciudad dispondrá concientizadores para evitar las aglomeraciones dentro y en los alrededores de los centros comerciales.

Se recomienda que los clientes vayan sin compañía, que circulen por un único sentido. Estarán habilitados los estacionamientos, pero el ingreso se debe hacer por el único lugar habilitado.

A​demás, se dispondrá personal para limpiar y desinfectar espacios de circulación de gente y en los que haya barandas de escaleras o bancos.

Estarán abiertos, con la recomendación de que se deben reforzar las condiciones de higiene de los sanitarios y aumentar la frecuencia de limpieza y desinfección. En los sanitarios también debe controlarse el uso simultáneo, de modo de respetar la distancia mínima de 2 metros entre cada persona.

Los trabajadores de los comercios, al no estar entre los empleados de los rubros considerados esenciales, no podrán usar el transporte público. El traslado correrá por cuenta del empleador.

La Cámara Argentina de Shopping Centers (CASC) desde hace tiempo están en diálogo con el Gobierno porteño por la reapertura. Señalaban: “Tenemos 50.000 empleos en juego en Capital y AMBA entre empleados de nuestros locatarios, empleados propios del shopping y empleos indirectos, de empresas que proveen servicios de limpieza mantenimiento y seguridad. Nuestros locatarios obviamente quieren abrir por la situación crítica que están viviendo; hay 41 shopping centers cerrados, en Capital uno solo abierto, Distrito Arcos, el resto cerrado. Un 25% de los locales ya no van a abrir el día que podamos reiniciar actividades, en un 95% son pymes”.