Reabrió el tránsito de la avenida Córdoba tras el desarme del Puente Juan B. Justo

Forma parte de la construcción del Viaducto San Martín, que eliminará 11 barreras entre Palermo y La Paternal.

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, participó hoy de la reapertura al tránsito de la avenida Córdoba, tras la finalización del desarme del Puente Juan B. Justo.

“Seguimos avanzando con la transformación de la Ciudad, y ésta es una de las obras más grandes que estamos haciendo”, expresó Rodríguez Larreta.

El cierre fue necesario para continuar con la construcción del Viaducto San Martín, que eliminará 11 barreras y beneficiará a 2.000.000 de personas, de las cuales casi 700.000 pertenecen a la Ciudad.

Además, el Jefe de Gobierno porteño indicó que “éste es un avance enorme”, y agregó: “En esta barrera los vecinos podían llegar a esperar unos 15, 20 minutos. Era una de las barreras más complicadas de la Ciudad, y ya no está más”.

“Queríamos abrir al tránsito lo antes posible, y lo hicimos incluso un poquito antes del tiempo que habíamos previsto”, sostuvo.

La obra comenzó el 15 de septiembre con tareas de alumbrado público, sacando postes de luz y tableros, mientras que el 22 de octubre empezó el desarme de los nueve tramos del puente, utilizando dos grúas de 400 toneladas.

Dada la magnitud de los trabajos, el tránsito de la avenida Córdoba se cortó desde el 19 de octubre. Lo mismo sucedió el 26 de octubre con Niceto Vega, que se habilitará a principios de 2019.

De la actividad también participaron el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli; el secretario de Planificación del Transporte de la Nación, Germán Bussi; la secretaria de Obras de Transporte de la Nación; Manuela Menéndez; el secretario de Transporte porteño, Juan José Mendez; el presidente de Trenes Argentinos, Marcelo Orfila; y el presidente de Autopistas Urbanas Sociedad Anónima (AUSA), Carlos Frugoni.

Mendez agradeció “a todos los vecinos por la paciencia que tuvieron todos estos días”, y apuntó: “En poco tiempo vamos a tener acá una nueva esquina de la Ciudad”.

“Además habrá una nueva estación del Metrobus Juan B. Justo, la estación Córdoba, que permitirá conectar aún más a todos los vecinos del barrio”, manifestó el secretario de Transporte porteño.

El Viaducto San Martín, en el que están trabajando 1.100 empleados directos, va a correr sobre la actual traza del ferrocarril homónimo, entre la calle Honduras y la avenida Garmendia, y eliminará 11 barreras correspondientes a los cruces con las avenidas Córdoba y Corrientes, y las calles Jorge Newbery, Garmendia, Honduras, Gorriti, Cabrera, Niceto Vega, Loyola, Ramírez de Velasco y Girardot.

Por otra parte, se van a generar nueve cruces seguros adicionales para el tránsito en las calles Castillo, Aguirre, Vera, Villarroel, Iturri, Caldas y Montenegro, y otros dos para circulación exclusivamente peatonal en las calles Concepción Arenal y Leiva.

En toda la traza se generarán nuevos espacios verdes, zonas de servicios y áreas de esparcimiento para fomentar la integración y recuperar la vitalidad de los barrios de Palermo, Villa Crespo y Paternal.

Al eliminarse los cruces ferroviarios entre Palermo y Paternal, los usuarios van a poder llegar más rápido a destino, ya que también aumentarán las frecuencias del tren.

Además, esto impactará directamente en los 170.000 pasajeros diarios de la línea, así como en 250.000 usuarios de colectivos y en 260.000 automovilistas que atraviesan los pasos a nivel diariamente y que se van a ahorrar entre 15 y 20 minutos de viaje.