Realizan la audiencia pública para aumentar el boleto del subte y llevarlo a $12.50

El Gobierno porteño defenderá un aumento escalonado, a implementar en dos etapas: mayo y junio.

En medio de paros rotativos por parte de los metrodelegados, este jueves al mediodía en el centro cultural Adán Buenosayres (Asamblea 1200, Parque Chacabuco, Comuna 7) se desarrollará la audiencia pública correspondiente a la suba del boleto de subte. El Gobierno porteño estima llevar su precio a $11 en mayo y a $12,50 en junio. En total, en 2018 se estima una suba del 78%. La tarifa del Premetro aumentará 60%. Pasará de $2,50 a $4 en mayo y sin descuento por la cantidad de viajes.

La empresa estatal Subterráneos de Buenos Aires (SBASE), presidida por Eduardo De Montmollin, presentará el nuevo cuadro tarifario. Luego habrá cerca de 30 oradores anotados. El principal argumento de la administración porteña esque no hay aumentos desde 2016 y que hay descuentos para los usuarios que más viajes hagan en el mes.

De 21 a 30 boletos, costará $8,80 en mayo y $10 en junio. De 31 a 40 boletos, valdrá $7,70 en el próximo mes y $ 8,75 en el siguiente. De 41 o más boletos saldrá $6,60 en mayo y $7,50 en junio, tal como había adelantado el Gobierno porteño en el Decreto 77/GCBA/18 del 15 de marzo de este año.

Los legisladores porteños por el PTS en el Frente de Izquierda Myriam Bregman y Patricio del Corro habían impulsado un recurso de amparo que en marzo suspendió la suba que ahora el Gobierno piensa implementar en mayo. Los representantes habían intentado ir a justicia de vuelta, pero fue rechazada.

El juez Guillermo Scheibler, titular del Juzgado n.º 24 en lo Contencioso Administrativo y Tributario, resolvió rechazar una medida cautelar que solicitaba que se ordene al Gobierno de la Ciudad y a Subterráneos de Buenos Aires Sociedad Estatal (SBASE) presentar y publicar en forma completa la totalidad de la información y documentación referida a la explotación del servicio de Subte, así como que se suspenda el Decreto 77/GCBA/18 del 15 de marzo de 2018 y que se ordene suspender la audiencia pública de este jueves.

El juez ratificó el horario, ya que “la previsión de un alto número de expositores (basado en la cantidad de oradores registrados en audiencias públicas de temática similar de los últimos tiempos) torna razonable la decisión adoptada, a fin de intentar evitar finalizar la audiencia a altas horas de la noche o extender su duración a más de una jornada”. “En ese contexto, no es posible concluir que el horario fijado implique una decisión que se aparte de modo arbitrario o manifiesto del mandato legal, en cuanto el propio artículo 42 de la ley 6, refiere a la posibilidad de que ‘circunstancias especiales tornen aconsejable otro horario’”, agregó.

Habló sobre el planteo de una “deficiente —por tardía e incompleta— respuesta” que habrían recibido los accionantes a la solicitud de información formulada y lo desestimó, debido a que “el cuestionamiento a las falencias que pueda tener una respuesta (o falta de respuesta) administrativa, posee un cauce procedimental o procesal específico (artículo 12, ley 104) que ciertamente no es el que aquí nos ocupa”.