Recoleta: manifestantes vandalizaron la embajada de Paraguay por el asesinato de dos niñas argentinas

Lilian Mariana Villalba y María Carmen Villalba, ambas de 11 años, murieron cuando la Fuerza de Tarea Conjunta del (FTC) el 2 de septiembre hizo un operativo y enfrentó a miembros del autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

Este lunes por la tarde distintos movimientos sociales y partidos de izquierda realizaron una marcha hasta la embajada de Paraguay en la Argentina, ubicada en la avenida Las Heras 2545 en Recoleta (Comuna 2). Fue en repudio al asesinato de dos niñas durante un operativo militar. Durante la protesta vandalizaron el frente del inmueble.

El hecho tuvo fuerte repercusión en medios del país vecino. El diario Hoy de Paraguay informa: “Según el diplomático, las movilizaciones fueron bastante violentas, incluso algunos arrojaron piedras al local. Vera asegura que todos eran argentinos. Indicó que la mayoría de las personas que se manifestaron pertenecen a corrientes de izquierda y que se comportaron en todo momento con alto grado de belicosidad”.

La Fuerza de Tarea Conjunta del (FTC) el 2 de septiembre hizo un operativo y enfrentó a miembros del autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP). En este evento fueron asesinadas Lilian Mariana Villalba y María Carmen Villalba, ambas de 11 años, ambas de nacionalidad argentina.

Miriam Villalba, la madre de Lilian, encabezó este lunes una marcha en Posadas, Misiones, para exigir que se aclare qué sucedió. Dijo: “Es de público conocimiento que mi hija y mi sobrina fueron ejecutadas el 2 de septiembre en Paraguay por las fuerzas represivas del Gobierno. Nosotros nos enteramos (de las muerte de las niñas) al día siguiente, porque desde un principio el Gobierno paraguayo trató el tema con muchas especulaciones y dijo que se trataba de personas mayores edad. Al día siguiente, nos enteramos de que se trataba de nuestras niñitas”.

Villalba explicó que las niñas viajaron hacia el país vecino en “noviembre, después de terminar las clases” porque sus padres siempre habían pedido conocerlas: “Las niñas tenían que volver lo antes posible pero después se cerró la frontera y quedaron atrapadas allá por el caso del coronavirus. Ellas estaban en un principio en la casa de un familiar”.

Villalba dijo que el Gobierno paraguayo actúa como “una jauría de lobos que dispara a cualquier parte para cubrir todas las atrocidades que cometió”. “Porque ellos ejecutaron a mi hija y a mi sobrina de 11 y 12 años”, denunció y acusó al Ejército paraguayo de torturar a una de las niñas.

“Peleamos mucho para que nos entreguen los cuerpitos, en principio dijeron que los familiares no se presentaron entonces peleamos mucho y tuvimos acceso a los cuerpitos de mi hija y mi sobrina. Y estamos seguros como familia que fueron torturadas, porque a Lílian la agarraron viva, la torturaron y la ejecutaron y la vistieron con ropa camuflada posterior a eso para cubrir todas las atrocidades que cometieron”, denunció.

“Trataron de deshacerse de todas las evidencias, le quemaron todas las ropitas. -continuó Villalba- A mi hijita, luego de la autopsia que le hicieron, la enterraron en una fosa común en una caja de cartón”.

Federico González, ministro Asesor del presidente paraguayo Mario Abdo Benítez, dijo a Infobae que el pasado miércoles 2 de septiembre dos grupos de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) llegaron a un campamento del grupo guerrillero “y fueron recibidos a balazos”. “Hubo dos enfrentamientos con casi 30 minutos de diferencia. Como resultado, y en persecución a los que corrieron, lastimosamente quedaron dos menores como bajas”.