Reforma Judicial: magistrados porteños salen al cruce de los cuestionamientos al traspaso de competencias

El presidente de la entidad que los nuclea, Carlos Rolero Santurián, destacó el desempeño de la Justicia a nivel local

El presidente del Colegio de Magistrados de la Ciudad de Buenos Aires, Carlos Rolero Santurián, salió al cruce de las críticas del traspaso de competencias judiciales al ámbito  porteño, en el marco del proyecto de reforma que impulsa el Ejecutivo nacional, y señaló en una nota de opinión publicada hoy en Pura Ciudad que “Llegamos a la penosa situación de encontrarnos a 26 años del mandato Constitucional de 1994, sin que se haya concretado en su totalidad la transferencia de la justicia ordinaria al ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Honrar ese mandato sería un testimonio concreto para continuar mejorando el servicio de justicia que reclama la sociedad”.

El fiscal y titular de la entidad que nuclea a jueces, integrantes del Ministerio Público y funcionarios del Poder Judicial porteño destacó el desempeño de la Justicia local y reclamó por su unificación.

“Cumplir un mandato constitucional no debería demorarse 30 años”, señaló Rolero, al tiempo que manifestó su malestar “por algunas voces que en los últimos días, en el marco de las consideraciones sobre el proyecto de Reforma Judicial, se refirieron con ligereza a la Justicia de la Ciudad”

Al respecto, consideró que “Estas declaraciones no sólo carecen de certeza, sino que demuestran, a estas alturas, un desconocimiento sorprendente de su funcionamiento” y consideró que “No es tolerable un debate que parta de premisas falaces y agraviantes”.

Acerca del pronunciamiento de la Cámara del Crimen y de la Cámara en lo Civil y Comercial Federal, en la que jueces nacionales señalaron que consideraban inconstitucional la reforma judicial que impulsa el Gobierno en el fuero federal., Rolero Santurian sostiene que “ha sido la propia Corte Suprema de Justicia de la Nación, quien señaló enfáticamente la necesidad de unificar los fueros locales con asiento en el territorio de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”.

“Llama la atención entonces que se pretenda reputar de inconstitucional el articulado de un proyecto de norma legal que no hace más que cumplir con lo previsto constitucionalmente”, agregó Rolero al respecto.

En este sentido, la semana pasada, el Colegio de Magistrados divulgó un comunicado firmado por su Comisión Directiva, en el que expresó que “es necesario sostener la constitucionalidad de las transferencias y es preciso que haya un único Poder Judicial en la Ciudad de Buenos Aires”.

Funcionamiento de la Justicia porteña

En su columna, Carlos Rolero Santurián destacó además el funcionamiento del Poder Judicial en la CABA al señalar que “En la Justicia de la Ciudad no hay palacios, hay edificios de fácil acceso y próximos a los vecinos de distintas zonas y eso no es una casualidad, es una decisión, es una forma de llevar adelante un concepto de justicia”.

“Contamos con Fiscalías especializadas en materia de género, cibercrimen, delitos ambientales y maltrato animal, delitos en el deporte y eventos masivos, narcotráfico y discriminación. Como también se trabaja y mucho en la asistencia y contención de las víctimas, contando con una oficina especializada en ese sentido.

“En la Ciudad trabajamos con un Código Procesal Penal que contiene las normas más modernas desde el punto de vista procesal. Con un sistema acusatorio pleno, implementando la oralidad en su máxima expresión, la desformalización de los legajos pero, por sobre todas las cosas, la significativa reducción de plazos en la resolución de casos”.

“Trabajamos con la completa digitalización de los sumarios, lo que permite una inmediata intervención y seguimiento de casos como así también dar cuenta de una completa despapelización, un anhelo tan perseguido en materia de tramitación judicial”.

“Ello fue lo que permitió que, ante una situación tan extraordinaria como la que nos toca atravesar, rápidamente la Justicia de la Ciudad se adaptara sin mayores problemas continuando con la más completa tramitación de casos habida cuenta la digitalización de los legajos”, destacó Rolero.

“Solo para que se tenga una idea de la magnitud de lo que se está mencionando baste con señalar que durante este tiempo de pandemia se resolvió la situación procesal de más de cinco mil detenidos. Ello, sin contar con el trámite normal y natural de la totalidad de las causas que se encontraban en trámite al tiempo del inicio del ASPO”, detalló el presidente del Colegio de Magistrados porteño.

“La oralidad, que se vio reflejada a través de la realización de audiencias virtuales, contribuye a la celeridad que el código impone y en definitiva a la reducción de plazos. Obteniendo como consecuencia directa un promedio de un año en la resolución de los mismos”, añadió.

Juicio por Jurados

Rolero también se manifestó a favor de la implementación de juicios por Jurados: “En este contexto, el cumplimiento de la manda constitucional referida al Juicio por Jurados surge como otro de los hitos de suma importancia sobre el que debemos hacer hincapié para propiciar la participación popular en las decisiones judiciales”.