Refuerzan controles a los party-bus, micros para fiestas de egresados y despedidas de soltero

Las multas oscilan entre $1.500 y los $26.500.

Los agentes de tránsito de la Ciudad de Buenos Aires, a través de controles especiales en la vía pública, remitieron 32 colectivos con la inscripción Party Bus, los cuales transportaban jóvenes hacia las fiestas de egresados y no estaban habilitados.

Según lo establecido, transportar pasajeros sin la habilitación correspondiente por las calles porteñas tiene una multa que oscila entre $1.500 y los $26.500. Ello depende de si el conductor de un vehículo habilitado está haciendo un uso del mismo para el que no fue habilitado.

En relación al transporte de pasajeros ilegal (si el conductor no posee habilitación alguna para operar), la infracción tiene un valor que va desde los $10.000 a $178.500, informa Télam.

Los “colectivos discoteca” tienen como fin transportar a los pasajeros, que viajan parados y bailando durante el trayecto que recorra el vehículo. Actualmente este tipo de transportes no se encuentran habilitados en la Ciudad. Tampoco existe ninguna categoría dentro del Código de Tránsito y Transporte que los ampare. No están reglamentados por lo que se hallan fuera del marco legal.

Estos operativos cuentan con la participación de miembros de la Dirección General de Habilitación de Conductores y Transporte y Agentes de Tránsito. Se realizaron en turnos nocturnos (de 0 a 6) y en diferentes zonas de boliches de la Ciudad (Palermo, Costanera, San Telmo, entre otros).

Los transportes de fantasía -a diferencia de los “colectivos boliche”-, poseen un permiso especial, expedido por el Gobierno de la Ciudad, para la prestación del servicio en un recorrido predeterminado. Tienen que solicitarlo en la Dirección General de Habilitación de Conductores y Transporte y, en caso de poder avanzar, SACTA les otorgará la documentación.