Residentes y concurrentes porteños dicen que solo hay 274 terapias intensivas públicas para Covid-19 y los demás pacientes son alojados en shockroom, guardias o unidades coronarias

Para estos profesionales de la salud “el colapso de los hospitales ya está desarrollándose”.

La Asamblea de Residentes y Concurrentes de la Ciudad de Buenos Aires elaboró un relevamiento de camas en Unidad de Terapia Intensiva (UTI) para pacientes graves con Covid-19.

Según su conclusión, hay 274 camas UTI en el sistema público de salud. Contraponen a la versión oficial de que hay 450 camas UTI Covid-19.

En un comunicado titulado “colapso”, la Asamblea expuso: “Las 450 camas de Terapia Intensiva (UTI) que informan tener no existen, contabilizan como UTIs camas que no tienen ni el equipamiento, ni el personal para ser consideradas como tales”.

“El colapso de los hospitales ya está desarrollándose, desde la Asamblea de Residentes y Concurrentes actualizamos el relevamiento que venimos haciendo. Hoy existen 274 camas de UTI de la cuales el 85,5% se encuentran ocupadas, y más del 40% de los efectores cuenta con el 100% de camas ocupadas, principalmente, los Hospitales de Agudos”.

Según el relevo, esta es la distribución de camas: Hospital Álvarez (14), Argerich (34), Durand (22), Fernández (24), Ferrer (6), Grierson (10), Muñiz (43), Penna (12), Piñero (8), Pirovano (10), Ramos Mejía (16), Rivadavia (8), Santojanni (35), Sardá (4), Tornú (16), Vélez Sarsfield (2), Zubizarreta (10).

Este lunes 27 de julio, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires reportaba 290 pacientes graves con Covid-19, el 64,4% de las 450 camas dispuestas en el sector público.

Sin embargo, para la Asamblea hay 274 UTI totales: “Al menos 16 pacientes graves están internados fuera de la UTI (shockroom, guardia UCO, etc.)”.

“El 47% de los hospitales que tienen camas de terapia intensiva, al 22 de julio contaban con una ocupación del 100%”.

La semana pasada inició la cuarentena flexible. Las autoridades esperaban que, tras 17 días de aislamiento estricto, los contagios diarios iban a bajar. Sin embargo, hubo picos superiores a 6.000 en todo el país y la CABA superó el techo de los 1.400 diarios.

En ese contexto se debatió sobre la ocupación de camas. El jueves, la filial en CABA de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI) advirtió que en la Ciudad la ocupación de Unidades de Terapia Intensiva supera el 85%. La mitad, en promedio, tiene pacientes con Covid-19. Rosa Reina, presidenta de la entidad, dijo a C5N: “En los últimos 10 días, la terapia intensiva ha aumentado sensiblemente.”

“Los profesionales de la salud de terapia intensiva somos muy pocos. Frente a esta situación se nota muchísimo”. “Es muy difícil tener terapias intensiva con complejidad: faltan profesionales en cuidados críticos”, sumó.

El ministro de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, Fernán Quirós, dijo al día siguiente que el sistema de salud no estaba colapsado.

El funcionario explicó que la ocupación de camas de terapia intensiva está repartida en partes iguales entre el sector público y el sector privado: “Ha sido una epidemiología muy intensa en el sector público, el 70% los hemos atendido allí hasta el mes de junio, pero la enfermedad se ha movido a barrios que tienen otro tipo de coberturas y al día de hoy estamos 50 y 50, lo cual le va a dar más trabajo al sector privado y lo va a estresar más”.

Dijo que de las 450 camas de terapia intensiva en el sector público, el viernes estaban ocupadas el 60%. En el sector privado la ocupación alcanza 74% de las 600 camas disponibles.

Sobre esta situación, Quirós advirtió que las únicas cifras reales son las aportadas por el Gobierno porteño, ya que son los únicos que realizan un “censo” diario: “Como Gobierno de la Ciudad somos responsables de presentar el censo de las camas y un censo significa la medición de la totalidad de las camas, no se trata de una muestra representativa que pueda tener un margen de error, no es debatible ese número porque se cuenta una por una, en el sector público y en el sector privado. No hay ninguna estrategia estadística que pueda ser más exacta que un censo”.