Rige una alerta amarilla en la CABA por las altas temperaturas

El Servicio Meteorológico Nacional informó que el sábado habrá picos de hasta 37°.

El Servicio Meteorológico Nacional informó que el sábado habrá picos de hasta 37°.

En la Ciudad de Buenos Aires rige una alerta amarilla del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) por las temperaturas que superarán los 33 grados hasta fin de año y tendrán un pico de 37 el sábado. Se espera que haya un descenso durante las celebraciones del 31 de diciembre a la noche.

Desde el SMN emitieron la señal de alarma luego de una jornada en que el calor tuvo a maltraer a la gente del Área Metropolitana, con temperaturas que alcanzaron los 33º6 y un pico de 35º de sensación térmica, con decenas de miles de hogares sin luz de acuerdo a lo informado por el Ente Nacional Regulador de Electricidad (ENRE).

La alerta fue lanzada por el SMN, en un informe que también incluye el sur del conurbano bonaerense y a la provincia de Entre Ríos dentro de los territorios con peligro leve a moderado para los grupos de riesgo, integrados por bebés, niños pequeños, adultos mayores y enfermos crónicos.

En las últimas horas, además de sofocar a bonaerenses y porteños, el calor dejó sin energía eléctrica a varios miles de hogares. De hecho, durante el día de Navidad casi 70 mil hogares se quedaron a oscuras, mientras que anoche había todavía unos 58 mil usuarios que padecían los apagones, según los datos brindados por las compañías prestadoras EDENOR y EDESUR, que señalaban como los más damnificados a los vecinos de Lanús, Lomas de Zamora, Almirante Brown, La Matanza y Moreno.

La situación podría potenciarse hoy, ya que el Servicio Meteorológico Nacional anunció que se esperan lluvias y tormentas aisladas, aunque de todos modos la temperatura irá en ascenso hasta llegar a los 32º.

Para mañana, desde el SMN pronosticaron que el clima agobiante se intensificará hasta alcanzar una máxima de 33 grados, con nubosidad en disminución y vientos leves, lo que facilitaría que se dispare la sensación térmica.

El panorama se potenciaría el viernes y sábado, con una máxima de 35 y 37, respectivamente, generando preocupación para los grupos de riesgo ante el calor sostenido.

No obstante, para la noche del 30 los especialistas aguardan que el tiempo vaya “desmejorando con probabilidad de precipitaciones”, lo que traería un alivio para recibir al 2018, con un domingo 31 de diciembre que presentará agradables temperaturas de entre 20 y 27 grados.

Desde el Ministerio de Salud recomendaron una serie de pasos para mitigar los efectos del calor, entre ellos aumentar el consumo de líquidos y no exponerse al sol en exceso ni tampoco entre las 11 y las 17.

Otros consejos que brindó la cartera sanitaria fueron evitar las bebidas alcohólicas, azucaradas y las infusiones calientes; evitar comidas muy abundantes; comer verduras y frutas; reducir la actividad física; usar ropa ligera, holgada y de colores claros; utilizar sombrero y anteojos oscuros; y permanecer en espacios ventilados o con aire acondicionado.