Rindieron por caja chica casi medio millón por un inodoro y $32.000 por un martillo

El monto total suma $1.000.000 con precios desbordados por artículos corrientes. El área involucrada es la subsecretaría de Hábitat e Inclusión del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

La rendición de la caja chica de la subsecretaría de Hábitat e Inclusión del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires incluyó gastos cuanto menos llamativos. Por caso, un inodoro costó $405.726,51, una lámpara $32.045,90 y un martillo $32.045,90 .

Según el sitio El Disenso, estos gastos en total suman $1.000.000. Los datos públicos fueron cargados en el Boletín Oficial porteño y allí se informa que hubo gastos de tornillos por $35.908,20 en Demarco (Perón 902). Allí se adquirió la lámpara y el martillo.

Se habría realizado una compra por $19.911 en el comercio Regina, declarado en la factura bajo la titularidad de Paula Carolina Grimau. Con respecto a las erogaciones en caterings, los funcionarios de la Ciudad contrataron los servicios del chef mexicano Sergio Israel Ibarra Garibay que facturó por dos montos: $19.233,65 y $18.720.

Otros gastos exorbitantes son: una sartén de $9.828; una recarga de toner por $10.000 a Feliz fernando Barrionuevo; $10.000 por un servicio de cerrajería facturado por Aldo Rubén Rughini.

La rendición da cuenta de 4 tickets, con fecha de abril, mayo, junio y julio por un monto total $72.413,94 englobados en el concepto de “peajes”.

Estos datos se hacen públicos luego de una investigación de Perfil donde se indagó en la caja chica de la Vicejefatura de Gobierno porteña, a cargo de Diego Santilli. El 6 de abril, cumpleaños del funcionario, se gastaron $24.865 en una de las parrillas más importantes de la Ciudad. También hay gastos en locales de sushi.

Fuentes oficiales se defienden y dicen que se gastó ese dinero en encuentros con vecinos: “La rendición de gastos publicada en el Boletín Oficial hoy no es de la caja personal del Vicejefe de Gobierno, sino que es un compendio de distintos gastos que se hicieron durante 4 meses y abarca a gastos de todo el equipo que forma parte de la Vicejefatura. Los gastos se destinan a cafés con vecinos que se hacen semanalmente, charlas con comerciantes afectados por obras y reuniones de seguimiento del equipo de Vicejefatura. Nuestra gestión se caracteriza por estar en la calle, en movimiento y no encerrados en una oficina, es incluso inevitable y razonable que haya gastos en locales gastronómicos”.