Rodríguez Larreta descartó que la Policía de la Ciudad vaya a usar pistolas Taser

La ministra de Seguridad de la Nación reinstaló el debate. Años atrás la Corte Suprema le había dado permiso a la extinta Policía Metropolitana, pero desde entonces las autoridades porteñas prefirieron no emplearlas.

La ministra de Seguridad de la Nación reinstaló el debate. Años atrás la Corte Suprema le había dado permiso a la extinta Policía Metropolitana, pero desde entonces las autoridades porteñas prefirieron no emplearlas.

La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, había sugerido que las fuerzas de seguridad deben usar pistolas Taser, que son de electrochoque. Sin embargo, el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta dijo que los efectivos porteños no las emplearán. De este modo, la administración local mantiene su postura, pese a que existe un fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que lo avala.

“En la Argentina se discute a la pistola Taser. Este es un buen momento para decidir que la policía tenga un arma letal y un arma que en el 97% de los casos no es letal, como la Taser”, había dicho Bullrich para instalar el debate en las fuerzas de seguridad de todo el país. Al rato, Rodríguez Larreta expuso: “Es una tecnología que en el mundo no se está utilizando mucho”.

“Cuando se planteó fue hace seis años, hoy se está usando menos. Siempre estamos estudiando cuál es la mejor tecnología en cada caso”, hizo recordar el mandatario porteño.

El debate por las Taser se planteó por primera vez en la Ciudad de Buenos Aires cuando Mauricio Macri era jefe de Gobierno. La discusión fue a la par de la creación de la Policía Metropolitana. En 2010 un vecino porteño presentó un recurso de amparo contra su uso. Ese año, la jueza Andrea Danas, entonces titular del juzgado N° 9 en lo Contencioso Administrativo y Tributario, las prohibió. Más tarde, en el invierno de 2013, la Sala II de la Cámara en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad emitió un fallo que ratificó el impedimento.

Luego de varios años de apelaciones y trámites judiciales, el reclamo llegó a la Corte Suprema de Justicia. El máximo tribunal argentino dio el visto bueno en 2016 para que los efectivos porteños usen las Taser. De este modo, desestimó el recurso de queja que objetaba la sentencia dictada por el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de Buenos Aires (TSJ) en base al amparo del vecino.

Entidades vecinales y de derechos humanos durante todos esos años se habían opuesto a las Taser. Decían que eran armas que podían causar la muerte. Citaban casos ocurridos en otras ciudades del mundo donde las policías locales terminaron por matar a ladrones o manifestantes.

En esta línea se citó a Naciones Unidas y a Amnistía Internacional. Ambos organismos informaban que las Taser produjeron más de 600 muertes en Estados Unidos desde 2001. Fue usada contra 431 menores en el Reino Unido solamente en 2013.

Sin embargo, la administración porteña en ese entonces cambió de parecer y desistió de usar las Taser.  En 2015 el ministro de Justicia y Seguridad Martín Ocampo había dicho que estas armas “generaban menos impacto y menos violencia que las armas de fuego”. Una vez conocida la decisión de la Corte Suprema, decidió dejar caer la licitación pública de las pistolas eléctricas.

Desde entonces, el tema no volvió a mencionarse en la Capital Federal. Ni siquiera cuando se conformó la Policía de la Ciudad de Buenos Aires.

Obtenga actualizaciones en tiempo real en su dispositivo, suscríbase ahora.

error: