Rodríguez Larreta dio inicio al Operativo Frío

700 trabajadores y profesionales recorrerán la Ciudad durante las 24 horas para atender, orientar y acercar a las familias en situación de calle todos los recursos disponibles, informó el GCBA.

El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, dio inicio hoy al Operativo Frío, destinado a fortalecer la capacidad de respuesta hacia las personas que se encuentran en situación de calle frente a las bajas temperaturas del invierno.

“Para nosotros, es muy importante cuidar a la gente”, señaló Rodríguez Larreta, al destacar el trabajo de “un equipo de más de 700 personas de distintas áreas de gobierno” para “acompañar e intentar convencer” a quienes están a la intemperie de asistir a los paradores.

Junto al vicejefe de Gobierno, Diego Santilli, el mandatario indicó que habrá cerca de 2.000 camas en los establecimientos previstos “tanto para hombres y mujeres como para familias” y destinados a que los afectados puedan “pasar una noche caliente, con una ducha y comida calientes. A aquellos que no logramos convencerlos, vamos a darles frazadas y comida caliente en la calle”, añadió.

A través de los equipos de Buenos Aires Presente (BAP), se llevará a cabo un trabajo de asistencia con más de 40 equipos móviles que recorren la Ciudad para trasladar a los afectados a lugares especialmente acondicionados para que puedan pasar la noche.

En ese marco, Rodríguez Larreta hizo énfasis en la comunicación a través de la línea 108 porque “eso hace acudir enseguida a los equipos. La asistencia es inmediata, pero es importante la difusión en esto: que todos los vecinos de la Ciudad nos ayuden”.

El Plan Prevención Frío, que comienza el 1º de junio y finaliza el 31 de agosto, cuenta con 35 lugares de alojamiento que están abiertos las 24 horas y garantizan pensión completa.

Además, el Jefe de Gobierno consignó que “los días de frío polar se hace un esfuerzo adicional y se ponen cocinas de campaña en algunos puntos estratégicos de la Ciudad, para llegar con una comida caliente a la gente que está en calle”.

“Es un gran esfuerzo de muchas áreas de gobierno que muestra el compromiso y la solidaridad que se pone para ayudar a la gente que más lo necesita”, remarcó.

En las más de 1.680 plazas disponibles en distintos paradores, las personas reciben atención social y acompañamiento profesional, elementos de higiene personal, ropa, comida caliente y cama.

De esta forma, más de 700 trabajadores y profesionales recorren la Ciudad durante las 24 horas para atender, orientar y acercar a las familias en situación de calle todos los recursos disponibles.