Rodríguez Larreta presentó un nuevo sistema de alertas de tormentas

Se trata de un recurso tecnológico que permite obtener información en tiempo real sobre fenómenos temporales.

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, presentó hoy el nuevo Sistema de Alertas de Tormentas, un recurso tecnológico para obtener información en tiempo real sobre fenómenos temporales y tomar medidas preventivas.

“Hoy estamos sumando tecnología para el bienestar de los vecinos”, sostuvo el Jefe de Gobierno, acompañado por el vicejefe, Diego Santilli; el ministro de Desarrollo Urbano y Transporte de la Ciudad, Franco Moccia, y el ministro de Ambiente y Espacio Público, Eduardo Macchiavelli.

El sistema, que comenzará a funcionar en noviembre, permitirá detectar fenómenos atmosféricos, anticipar en qué zonas de la Ciudad va a llover con mayor intensidad, predecir en qué lugares hay más probabilidades de anegamientos y mejorar la respuesta operativa ante situaciones de emergencia.

“Estamos trabajando para ir reduciendo los riesgos de las inundaciones en la Ciudad. Sabemos que históricamente ha sido uno de los principales problemas”, dijo Rodríguez Larreta.

A su vez, recordó que “se hizo la obra más grande hasta ahora que es la del Arroyo Maldonado, que está funcionando bien, ya empezó la obra del Vega en esta zona, y estamos sumando ahora tecnología: sensores, radares, información que nos permite trabajar y prevenir de una mejor manera”.

Y destacó la importancia de “la colaboración que están dando los vecinos de la Ciudad, cumpliendo con el alerta meteorológico, dejando las bolsas de basura dentro de los contenedores”.

Por su parte, Moccia dijo que “es un sistema que nos va a permitir, en el caso del riesgo ambiental más importante que tiene la Ciudad que son las grandes tormentas, poder tener información no sólo online sino pasar de ser reactivos a predictivos”.

Además, precisó que “vamos a poder saber exactamente a nivel de comuna y de barrio dónde va a ser el problema. El radar va a estar conectado con el Servicio Meteorológico Nacional y también va a servir para mejorar las predicciones, no sólo dentro de la Ciudad sino en todo el Área Metropolitana”.

Se trata de un Sistema Hidrometeorológico de Observación, Vigilancia y Alerta que permite predecir la posibilidad de precipitaciones a través los siguientes elementos.

Un radar, que pronostica sucesos meteorológicos y analiza frentes de precipitaciones. Recibe información de la ubicación de la tormenta, velocidad de desplazamiento y tamaño de la misma. Tiene 20 metros de alto, visión de 360 grados y un alcance de hasta 240 kilómetros. Puede anticipar el pronóstico entre 90 y 120 minutos antes.

Unas 34 estaciones que tienen sensores que toman datos meteorológicos e hidrológicos en tiempo real sobre precipitaciones, temperatura, humedad, presión, viento, albedo, rayos UV y nivel y caudal de napas. Todas las estaciones van a contar con paneles solares y baterías con autonomía suficiente ante posibles cortes de energía.

Un satélite GOES-R, enviado al espacio por Estados Unidos, que realiza un mapeo en tiempo real de la actividad de relámpagos, pronósticos de tormentas, emite avisos de tornados y hace un seguimiento de huracanes. Esta información es recibida por una antena de recepción satelital que redistribuye los datos en todas las redes del sistema.

Un Centro Único de Coordinación y Control (CUCC), que permite monitorear y procesar la información recibida por 15 especialistas a través de software especiales y cruzarla con imágenes de video e información del Servicio Meteorológico Nacional, del Servicio de Hidrografía Naval y con la Unidad de Información Geográfica (USIG).

El CUCC integra el nodo de gestión de emergencias, donde trabajan de manera coordinada Defensa Civil, la Guardia de Auxilio y Emergencias, Bomberos, Policía de la Ciudad, SAME, la Dirección del Cuerpo de Agentes de Control de Tránsito y Transporte y la línea 108 de Asistencia Social Inmediata.

Desde este centro se emiten alertas a los distintos organismos involucrados, de modo que éstos puedan adelantar estrategias, optimizar los recursos y ofrecer una respuesta rápida y eficaz ante posibles situaciones de emergencias.