Rodríguez Larreta repudió la protesta de policías armados frente a la Quinta de Olivos: “No es la forma ni el lugar”

El jefe de Gobierno dijo que el diálogo es “el camino”. “El reclamo salarial debe ser canalizado en el ámbito que corresponda”, agregó.

Este miércoles por la tarde el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, repudió la protesta de uniformados armados de la policía bonaerense frente a la Quinta Presidencial de Olivos. El motivo era por cuestiones salariales.

En redes sociales, el mandatario porteño dijo: “No es la forma ni el lugar. Es inadmisible la presencia de efectivos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires en la Quinta Presidencial de Olivos. El reclamo salarial debe ser canalizado en el ámbito que corresponda. El diálogo es el camino”.

Pese a que algunos dirigentes de Juntos por el Cambio validaron la protesta policial y sus métodos, Rodríguez Larreta sentó posición en contra de la actitud de los efectivos que rodearon la residencia presendencial, quienes también hicieron lo mismo frente a la gobernación bonaerense.

Martín Yeza, intendente de Pinamar por JxC, también expresó algo similar a Rodríguez Larreta. “Una cosa es un reclamo salarial y otra muy distinta querer marcar límites a la democracia. Mi acompañamiento y solidaridad con Alberto Fernández y Axel Kicillof”, dijo.

Legisladores porteños del Frente de Todos manifestaron en forma pública su repudio ante lo ocurrido.

La UCR de la Capital Federal expuso: “Debe tenerse en cuenta que la policía bonaerense es la fuerza de seguridad numéricamente más importante de nuestro país y su insubordinación respecto a sus mandos naturales, autoridades políticas elegidas democráticamente no puede pasarse por alto por quienes abrazamos las democracia como régimen de gobierno y sobre todo como forma de vida”.