Rodríguez Larreta sobre el caso Chocobar: “La Justicia actúa a favor de los delincuentes y no de la seguridad de los vecinos”

El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires dijo que el efectivo que baleó y mató a un ladrón lo hizo para “defender” al turista estadounidense, quien terminó internado al recibir 10 puñaladas.

El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires dijo que el efectivo que baleó y mató a un ladrón lo hizo para “defender” al turista estadounidense, quien terminó internado al recibir 10 puñaladas.

El jefe de Gobierno de la Ciudad de  Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, repudió que la justicia haya procesado y embargado en $400.000 a Luis Oscar Chocobar, un policía de Avellaneda que baleó y mató a uno de los ladrones que atacó a Frank Wolek, un turista estadounidense que fue apuñalado 10 veces cuando le quisieron robar su cámara de fotos en el barrio de La Boca (Comuna 4).

“Un caso más en que la Justicia actúa a favor de los delincuentes y no de la seguridad de los vecinos”, expresó este jueves por la mañana el mandatario porteño. “En este caso de Oscar Chocobar, de la Policía Local de Avellaneda, procesándolo y ambargándolo, por defender al turista estadounidense apuñalado Frank Wolek”, añadió.

“Y en el caso de hace unos días de Nicolás Pérez, de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, deteniéndolo y acusándolo de homicidio agravado, por defender de un robo a una empleada de un kiosco en General Pacheco”, sumó.

“Estamos dando pasos todos los días para que los vecinos vivamos cada vez más seguros. Necesitamos que la Justicia también esté del lado de los vecinos y apoye el buen accionar de los policías que arriesgan su vida a diario cuidándonos”, concluyó Rodríguez Larreta.

El policía de Avellaneda, Luis Chocobar, primero fue detenido, luego liberado. Ahora fue procesado y embargado por $400.000 en la causa que lo investiga por “exceso de legítima defensa”. Seguirá libre y en su puesto mientras avanza la causa judicial.

Según relató, ese día estaba de servicio franco. Vio al turista que le levantó la mano para pedirle ayuda y después se desvaneció. En ese momento se habría desatado una persecución: Chocobar logró ver a los atacantes y después disparó. Sin embargo, evitó dar más detalles del hecho: “No puedo hablar mucho porque la causa está abierta. Actué cuidando la vida de terceros y resguardando mi vida”.

El efectivo Nicolás Pérez de la Comisaría 35 (Cuba 3145) de la Ciudad de Buenos Aires intervino en un robo ocurrido en el edificio donde vive, en el barrio Las Tunas, de Pacheco. Un delincuente ingresó armado al kiosco de la planta baja y se llevó la recaudación del día. El delincuente extrajo un arma de fuego e intentó dispararle al policía. El oficial repelió la agresión y gatilló. El impacto fue hacia una de las piernas del ladrón, quien se dio a la fuga. Cayó desplomado a una cuadra del lugar. Murió porque la bala afectó una arteria.

“Yo repelí una agresión. Sale corriendo, dispara, yo realizo un disparo pero no a la altura del pecho, sigue corriendo como si nada y a la vuelta cayó. Yo quería que depusiera su actitud, no le tiré a matar”, explicó el policía una vez que recuperó su libertad tras un breve periodo en prisión.