Rodríguez Larreta sobre la cuarentena estricta: “Son medidas que generan angustia, pero tenemos que reducir al mínimo el contacto personal”

Dijo que durante estas tres semanas solo van a quedar abiertos los comercios esenciales.

Este martes el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, dio una conferencia a un día del inicio del nuevo aislamiento estricto que regirá en el Área Metropolitana de Buenso Aires (AMBA) entre el 1 y el 17 de julio. Implica el cierre de miles de comercios no esenciales, entre otras acciones.

“Sabemos que no son fáciles, son medidas que generan angustia, pero tenemos que reducir al mínimo el contacto personal”, expresó al comienzo de la conferencia de prensa Rodríguez Larreta.

El jefe de Gobierno dijo que “estamos convencidos que la combinación de restringir el contacto personal con una política de detección temprana, testeo y aislamiento, en otras ciudades del mundo ha probado que eso aplana y después reduce la tasa de contagios”.

“Por eso es que decidimos que el transporte público va a ser sólo para trabajadores que cumplen tareas esenciales. También ya reforzamos desde el día de ayer los accesos a la Ciudad y estamos trabajando para controlar la circulación dentro de la Ciudad”, comentó.

El jefe de Gobierno agregó que “la actividad física queda restringida entre el 1 y el 17 de julio, y sólo van a quedar abiertos los comercios esenciales”.

“A ustedes, los vecinos y las vecinas, les pido que mantengan el esfuerzo que vienen haciendo. Son muchos días de cuarentena, pero estoy convencido de que esto lo vamos a superar juntos. Sigan cuidándose como hasta ahora”, concluyó.

Rodríguez Larreta junto al presidente de la Nación, Alberto Fernández, y el gobernador bonaerense Axel Kicillof comunicaron el endurecimiento de la cuarentena el viernes con un anuncio grabado en la Quinta de Olivos, luego de adelantar las líneas generales de la iniciativa.

Está en debate un paquete de medidas, como condonar impuestos, a todos aquellos negocios no esenciales que deben pasar tres semanas sin abrir.