Rodríguez Larreta y Kicillof se reunieron, estudian no dar marcha atrás en la cuarentena pero lo definirán con el presidente

Ciudad manifestó su voluntad de continuar con el desconfinamiento, mientras que en Provincia plantean tener precauciones para no saturar el sistema de salud.

Este miércoles antes del mediodía en La Plata se reunieron el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof. Acordaron monitorear los contagios de Covid-19 de estas 48 horas para evaluar el futuro del aislamiento, pero de todos modos se acordará junto al presidente de la Nación, Alberto Fernández. En principio, ninguna administración daría marcha atrás en la fase. Ciudad plantea un desconfinamiento progresivo, mientras que las autoridades de Provincia estiman continuar varias semanas con esta dinámica para no saturar el sistema de salud.

Participaron el jefe de Gabinete bonarense, Carlos Bianco; y los ministros de Salud, Daniel Gollan, y de Seguridad, Sergio Berni; y el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli y el minitro Fernán Quirós.

“Se compartieron situaciones sanitarias de ambos distritos y quedaron en seguir monitorizando hoy y mañana”, indicaron a Télam fuentes del Gobierno porteño luego de la finalización de la reunión.

Rodríguez Larreta manifestó la voluntad porteña de continuar con el desconfinamiento, que esta semana hizo retomar la actividad de peluquerías, psicólogos, contadores, abogados, depilación, entre otros rubros. El lunes reabren locales en avenidas de alto tránsito. Se estima que están abiertos el 80 % de los negocios en CABA.

Desde la Ciudad indicaron que el plan de reapertura se cumplirá “siempre manteniendo los cuidados y reforzando la responsabilidad de la sociedad, sabiendo que el virus sigue estando”.

Kicillok expresó anoche durante una reunión del comité de expertos de la provincia que “todos los que tenemos responsabilidad de gobierno, más allá de las diferencias, estamos muy preocupados por la situación que estamos atravesando, y vamos a tomar las medidas que sean necesarias”.

El mandatario bonaerense “no planteó volver para atrás, sino sostener lo que tiene abierto hasta ahora. Nosotros pensamos en abrir más”, explicaron fuentes porteñas presentes en la reunión a La Nación.

El ministro Gollan dijo este martes que se están evaluando los últimos números y la velocidad en el ascenso de los casos de coronavirus en el AMBA, y advirtió que, si se disparan mucho los casos en agosto próximo, “el sistema va a saturar”.

 

Parte del 28 de julio sobre el avance de la pandemia: