Ruidazo en Colegiales contra la “Plaza Shopping”

Vecinos se manifestaron contra la obra, que incluye la construcción de cocheras y taludes para locales comerciales.

Vecinos se manifestaron contra la obra, que incluye la construcción de cocheras y taludes para locales comerciales.

Vecinos del barrio porteño de Colegiales (Conuna 13) hicieron un “ruidazo” contra la construcción del predio en el que, según las proyecciones, convivirán cocheras, locales comerciales y un espacio verde.

Los vecinos piden que allí se haga la “Plaza Clemente”, por su cercanía con Mafalda, otro espacio verde característico de la zona.

La integrante de la Junta Comunal 13 por la CC ARI, Romina Braga, quien impulsó sin éxito un freno judicial, había dicho sobre esta obra: “Con el fin de camuflar el incumplimiento de la zonificación prevista por ley como Urbanización Parque (UP), el GCBA decorará este shopping a cielo abierto con terrazas verdes”.

“La inversión y la construcción estará a cargo de las empresas Prospert S.A.- Borok Construcciones S.R.L, que a cambio recibirán la concesión y usufructo del predio por 30 años abonando a la Ciudad el canon irrisorio de $30.000 mensuales, mientras que las ganancias previstas por las empresas ascienden a más de 400 mil pesos mensuales”, añadió la comunera, que denunció: “La contratación no se ha publicado en ninguno de los medios oficiales del gobierno y se ha concretado a espaldas de la ciudadanía”.

“Desde 1991 hasta 2004, el lote estuvo usurpado por la Fundación Romay, de Canal 9, que la utilizaba como depósito; luego se recuperó y, en 2007, la Legislatura porteña aprobó la ley 2567 y ordenó la creación de una plaza. También funcionó allí durante poco más de cinco años el Mercado de Pulgas, mientras se reacondicionaba su histórico predio a la normativa vigente. Quedó desocupado nuevamente en 2011 y, ese mismo año, vino Diego Santilli [por entonces ministro de Ambiente y Espacio Público, hoy vicejefe de gobierno] y nos prometió la plaza. La Plaza Clemente, por la que venimos batallando desde hace más de veinte años, pero nunca se hizo nada”, se quejó uno de los vecinos, en declaraciones que recoge este viernes el diario La Nación.