Diego Santilli también pidió ser querellante en la causa de escuchas ilegales

El juez Federico Villena le mostró al vicejefe porteño material que probaría que la AFI lo siguió desde mediados de 2018. “Me generó una sensación de mucha tristeza y decepción”, dijo el funcionario.

El vicejefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Diego Santilli, pidió ser querellante en la causa de supuesto espionaje ilegal cometido por agentes de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI).

El funcionario porteño tomó esa decisión luego de que el juez federal Federico Villena le mostró material que probaría que lo seguían desde mediados de 2018.

“La práctica de escuchar ilegalmente a las personas es un atentado contra el más básico de los derechos, la privacidad -expresó Santilli en un comunicado-. La función de la AFI es proteger a nuestro país y protegernos a nosotros, no vulnerarnos”.

“Cuando me enteré de que había sido víctima de escuchas ilegales me generó una sensación de mucha tristeza y decepción. No sólo por verme implicado en primera persona, sino porque evidencia la precariedad del sistema y cómo se emplean recursos y tiempo sin sentido, cuando debemos ocuparnos de asuntos que sí hacen la diferencia y nos permitirían desarrollarnos como país”, agregó.

Parte de la prueba sobre los seguimientos a Santilli fue encontrada en el celular del espía y expolicía porteño Leandro Araque, quien increíblemente había sido reasignado a la Policía de la Ciudad el 19 de diciembre último (a la División Operaciones Comisaría Vecinal 1E) después de haber estado comisionado a la AFI durante la presidencia de Macri, consigna Página 12.

El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, también se constituyó como querellante en la misma causa. Se sumó la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernmández de Kirchner. El juez federal les presentó a ambos material que confirmaría sendos hechos de espionaje en contra de los mandatarios.