Se quemaron 600.000 hectáreas en La Pampa y el humo llegó a la CABA

Hay bomberos que trabajan las 24 horas para apagar los focos de incendio.

Hay bomberos que trabajan las 24 horas para apagar los focos de incendio.

La Ciudad de Buenos Aires amaneció este jueves con olores raros y con una capa de humo, similar a la niebla. Es la consecuencia del humo de los incendios rurales que quemaron cerca de 600.000 hectáreas en la provincia de La Pampa.

El fuego, con eje a 65 km al sur de Santa Rosa, “surgió en forma repentina, pero pudimos rápidamente armar el operativo con la policía para cortar un tramo de la ruta 35 entre el cruce de la 18 y Padre Buodo”, explicó Gustavo Romero, Director de Defensa Civil de La Pampa.

“El frente de fuego llego a los 45 km. Los móviles están trabajando con aviones hidrantes. Hay camiones del plan nacional “, dijo Daniel Recuero, jefe de bomberos de General Acha, La Pampa. “Somos cerca de 100 personas trabajando, a la noche se relevan otros 100. El trabajo es continuo”, añadió.

El mes pasado, el secretario de Protección Civil y Abordaje Integral de Emergencias y Catástrofes del Ministerio de Seguridad, Emilio Renda, advirtió que “va a ser un verano muy complicado, caluroso, seco y de baja humedad” y recomendó a los ruralistas “cumplir con el mantenimiento de picadas cortafuegos y evitar las quemas de pastizales”.

El Ministerio de Ambiente de la Nación emitió un comunicado en el que recomienda extremar las medidas de precaución para evitar el inicio y propagación de focos ígneos, especialmente en las regiones pampeana y patagónica.