Se realizó el primer debate entre candidatos a jefe de Gobierno previsto por la Ley

El encuentro entre los postulantes fue contemplado en el flamante Código Electoral porteño, aprobado el año pasado.

Este jueves pasadas las 21 se desarrolló el primer debate de candidatos a jefe de Gobierno porteño en la historia de la CABA. Expusieron sus ideas Horacio Rodríguez Larreta (Juntos por el Cambio), Matías Lammens (Frente de Todos), Gabriel Solano (FIT-U), Matías Tombolini (Consenso Federal).

Este encuentro implica la culminación de los primeros debates convocados por el Tribunal Superior de Justicia de la CABA, en base al Código Electoral capitalino, creado en octubre de 2018. La serie de exposiciones iniciaron la semana pasada con los candidatos a las 15 Juntas Comunales. Este lunes se hizo la disertación de los candidatos a legisladores.

Dos horas antes de las 21 ya había gente en la puerta del estudio televisivo de Esparza 37, en el límite entre Almagro (Comuna 5) y Balvanera (Comuna 3). Un patrullero de la Policía de la Ciudad custodiaba la zona. Los asesores políticos y las cámaras de televisión fueron las primeras en hacerse presentes. También hubo un grupo de familias del Barrio Olímpico de Villa Soldati (Comuna 8) afectadas por los créditos UVA que repartieron pancartas a los candidatos porteños.

El ingreso de Lammens, Tombolini y Solano fue tranquilo. Cuando llegó Rodríguez Larreta, junto a su esposa, funcionarios y asesores, desde algunos balcones de Esparza empezaron a insultarlo. El mandatario estaba dando una nota en vivo a los canales de televisión presentes y no se inmutó. Los organizadores del debate llamaron a la seguridad privada del estudio pero no fue necesaria su intervención ya que fueron solo algunos gritos.

Por dentro, la prensa podía estar en la planta baja o en un piso superior, acondicionado para la ocasión. Los asesores, funcionarios y algunos periodistas siguieron el debate desde el set televisivo. Allí dentro se les ordenaba apagar los teléfonos celulares y mantener estricto silencio.

El encuentro fue dividido en cuatro bloques: Infraestructura y gestión urbana (incluye transporte); Autonomía, justicia y seguridad; Educación, salud, cultura y desarrollo humano (incluye políticas sociales y de género); Vivienda, ambiente y desarrollo productivo (incluye empleo y actividad económica).

Los candidatos tenían un minuto para presentarse, un minuto y medio para desarrollar cada bloque. En cada uno de ellos debían responder una pregunta formulada por otro candidato. Para el cierre, cada candidato tuvo un minuto para redondear su exposición. Entre todos estos fragmentos, el debate redondeó las dos horas.

Más allá de que las preguntas incentivaban al intercambio de posturas, en muchos casos los candidatos aprovechaban cada instante para transmitir sus propuestas o plataforma de campaña, independientemente de responder la pregunta de forma lineal.

Juntos por el Cambio hizo la semana pasada un acto donde presentó más de 300 propuestas para los 48 barrios en caso de renovar mandato para 2019-2023. Rodríguez Larreta acudió en forma recurrente a esta plataforma.

Entre otras propuestas, dijo que se ampliarán las obras hídricas para el Arroyo Vega; se construirá el viaducto del Belgrano Sur para llegar hasta Constitución (la licitación está demorada y debía estar encaminada por estas fechas), se terminará la segunda etapa del Hospital Cecilia Grierson de Villa Lugano; se construirá una nueva plaza elevada sobre la trinchera del Tren Sarmiento en Almagro (como la inaugurada en Mitre y Medrano, es el Corredor Verde del Oeste, un viejo reclamo vecinal); se eliminarán todas las barreras del tren Sarmiento (es probable que sea con un viaducto); se construirá el Ministerio de Economía y Finanzas en la excárcel de Caseros de Parque Patricios (este año se aprobó un empréstito para tal fin); se colocarán 10.000 nuevas cámaras con reconocimiento facial; se construirán 19 nuevas escuelas; construcción de una nueva comisaría en Warnes y el bajo viaducto del tren San Martín en Chacarita; entre otros puntos.

Destacó como logro de gestión haber detenido a más de 1.000 prófugos con las primeras cámaras de reconocimiento facial en estaciones de subte y trenes. También celebró tener la “mortalidad infantil más baja de la historia según UNICEF” y dijo que la inversión en educación es la más grande de la historia.

Dijo que los vecinos ahora “duermen tranquilos” cuando hay fuertes temporales: “La inundación ayer hubiera sido catastrófica” si no se hubieran hecho obras hídricas como el segundo emisario del Arroyo Vega y otras mejoras al Medrano, por ejemplo.

El Frente de Todos también había hecho una presentación de obras para las 15 Comunas. Entre otros puntos, figura la construcción de nuevas escuelas, la generación de más espacio verde, ampliar la cantidad de camas en hospitales públicos, garantizar vacantes escolares, eliminar la ampliación de los parquímetros (de 4.000 a 87.000).

Durante el debate también propuso consolidar la Justicia en el ámbito porteño, en el marco del traspaso de competencias de Nación a Ciudad. Propuso un sistema de seguimiento por celular de las denuncias radicadas en comisarías. Dijo que las estadísticas de delitos son poco fiables porque buena parte de los hechos no son denunciados “porque la gente no confía”. También llamó a crear una oficina anticorrupción porteña y que se investiguen los delitos contra la administración capitalina.

Noticias relacionadas

Lammens sorprendió a propios y ajenos al decir que avalaba obras hechas por la administración de Rodríguez Larreta como el Paseo del Bajo o trabajos hídricos. Sin embargo dijo: “Es inmoral que haya nenes sin vacantes escolares”.

Tombolini propuso incorporar un fuero Vecinal a la Justicia para dirimir asuntos cotidianos como problemas en medianeras u otros conflictos puntuales. Habló de mejorar la salud pública mediante la telemedicina o consultas médicas vía videollamadas. También dijo que la obesidad infantil es un problema y que se deberían subir los impuestos a las bebidas azucaradas como gaseosas. También llamó a hacer una fuerte inversión estatal en los clubes de barrio, para que ninguno tenga que cerrar por no poder pagar las facturas de servicios básicos.

Solano criticó la instalación de más cámaras de seguridad: “Cada 150 habitantes hay una cámara, es un Estado Gran Hermano”. Dijo que “detrás de los grandes delitos está la policía”. También criticó la Doctrina Chocobar y criticó a la administración de Ciudad y de Nación por no poner límites a la violencia institucional.

Dijo que la Secundaria del Futuro que quiere implementar la Ciudad es “la otra cara de la flexibilización laboral”. También dijo que las escuelas tienen problemas edilicios. Contó que confeccionó junto a las comunidades educativas un mapa para ubicar los establecimientos dañados y contó más de 140 inmuebles. Dijo que la información se la entregó a la ministra de Educación e Innovación porteña, Soledad Acuña.

Solano citó la muerte de Cinthia Choque, agente de Tránsito de la Ciudad que murió atropellada mientras hacía su trabajo. Dijo que “estaba precarizada por el Gobierno porteño” bajo la modalidad de monotributo por $25.000 al mes.

Rodríguez Larreta dijo que la CABA no puede tomar más empleados en planta permanente (solo docentes y policías) porque la Ciudad adhirió al Pacto Fiscal del Gobierno nacional. Dijo que a estos monotributistas los pasarán a una planta transitoria “con los mismos derechos sociales”.

Solano criticó la venta de tierras públicas y cargó contra el “pacto PRO-K” para avalarlo en la Legislatura porteña. Pidió un impuesto a la vivienda ociosa y dijo que “son calabozos” y no sitios habitables los microdepartamentos de 18 metros cuadrados avalados en el nuevo Código de Edificación que aprobó el oficialismo con sus 34 de 60 votos.

En líneas generales, los cuatro candidatos mantuvieron la cordura, no se agredieron entre ellos y respetaron lo más posible los acotados tiempos de exposición.

Hubo muchas críticas a este debate. En general se dijo que fue límpido, tibio, protocolar, entre otros calificativos. La falta de repreguntas fomentaba que los candidatos dieran información fuera de contexto o datos exagerados.

Más allá de estos aspectos negativos, lo cierto es que sirvió para que los candidatos pudieran exponer sus ideas de campaña, más allá de las charlas con vecinos y la difusión vía redes sociales.

Es importante que haya sido en un sitio neutro, tal como establece el código Electoral de la CABA, ya que la ciudadanía estaba acostumbrada a que la señal TN era la encargada de organizar los debates hasta las elecciones pasadas. Por una cuestión lógica de grilla, solo lo hacía con los aspirantes a la jefatura porteña, dejando de lado a legisladores y comuneros.

Es un gran paso ya que los debates de las 15 Comunas, la Legislatura y la Jefatura porteña estarán online para quien quiera verlo las veces que sean necesarias, ya sea para definir un voto o para hacer un seguimiento de la futura gestión de los ganadores del 27 de octubre.

Una vez terminado el debate Rodríguez Larreta se retiró con prisa del set televisivo. En cambio, los candidatos de la oposición hablaron ante la prensa durante un largo rato.

En la puerta del estudio televisivo había un grupo de comunidades migrantes que aguardaban por Lammens. Tenían afiches del FdT y una bandera con el rostro de Cristina Fernández de Kirchner.

Deja un comentario