Secuestraron a barrabravas $7.000.000 y 300 entradas para River-Boca

Allanaron viviendas en el barrio de Villa Devoto y en la localidad bonaerense de San Miguel.

La Policía de la Ciudad hizo allanamientos ordenados por la Fiscalía porteña y secuestró $7.000.000 y 300 entradas para River-Boca. Estaban en poder del jefe y otros integrantes de la barra brava Los Borrachos del Tablón.

Personal de la División Conductas Delictivas en Espectáculos Públicos de la Policía de la Ciudad realizó dos allanamientos. Uno fue en el barrio de Villa Devoto (Comuna 11) y el otro en la localidad bonaerense de San Miguel.

La reventa de entradas está prohibida por el artículo 93 del Código Contravencional de la Ciudad de Buenos Aires. En este caso se hacía a través de internet.

La investigación comenzó en abril pasado cuando, en circunstancias del encuentro que se disputó en el estadio Monumental entre River Plate y el equipo colombiano de Independiente de Santa Fe, aparecieron ofertas de entradas en la web.

El titular de la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas N 2, Dr. Norberto Brotto ordenó a la Policía de la Ciudad investigar y desarticular esta organización.

Cruzaron datos entre la empresa Mercado Libre, los usuarios de las cuentas y dieron así con las direcciones allanadas.

En los procedimientos se secuestraron, ante la presencia de testigos, 300 entradas para el encuentro que por la final de la Copa Libertadores disputarán River y Boca, las cuales según las primeras pericias serían originales y la suma de $7.000.000 en efectivo. Además se secuestró gran cantidad de vestimenta del club River Plate.

La organización delictiva tendría estrechos vínculos con la barrabrava del club River Plate ya que una de las personas buscadas en el domicilio y que no fue encontrada, sería uno de sus líderes, informaron fuentes del Ministerio de Justicia y Seguridad.

El ministro Martín Ocampo señaló “Esta operación es fruto de un trabajo conjunto entre la Fiscalía y la Policía de la Ciudad que comenzó tras una denuncia por presunta reventa de entradas efectuada por River. Lo que encontramos es que claramente había una organización mafiosa lucrando con estas operaciones de reventa y avanzamos con todos los medios a nuestra disposición para desbaratarla. Este operativo se enmarca en la pelea diaria que estamos dando contra estos delincuentes que se disfrazan de hinchas. Tenemos tolerancia cero con la violencia y los violentos en el fútbol”.