Según CAME, las ventas minoristas bajaron 3,2% en los primeros siete meses de 2018

En julio de este año hubo una caída de 5,8% con respecto al mismo mes de 2017.

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) hizo un estudio y concluyó que las ventas minoristas de los comercios pymes finalizaron julio con una caída de 5,8% frente a igual mes del año pasado y acumulan una baja de 3,2% en los primeros siete meses de 2018.

Las ventas cayeron 0,8% con respecto a junio de este año. CAME señaló que el mercado de consumo acusó “la caída en el poder adquisitivo” y agregó que si bien hubo muchas ofertas y liquidaciones, no alcanzó para contener la baja.

“El dólar, más quieto, fue un dato positivo, porque evitó que la gente destine su liquidez a comprar divisas, pero las tarjetas cargadas y las pocas oportunidades de cuotas sin interés retuvieron al consumidor”, detalló la Confederación.

Se notó la menor liquidez en la calle, “porque el gasto turístico se orientó a hotelería, gastronomía, transporte, cultura o recreación, postergándose para ello las compras de bienes como indumentaria, electrodomésticos, calzados, muebles y otros rubros, donde las bajas en las ventas fueron acentuadas”.

CAME remarcó que en julio sólo el 23,2% de los comercios consultados tuvo alzas anuales en sus ventas (en junio 24,3%, en mayo 25,8% y en abril el 32,8%). En cambio, afirmó que el 69,1% tuvo variaciones negativas y el 7,7% se mantuvo sin cambios.

“Para los próximos meses el panorama esperado por los comercios no es muy alentador. Sólo el 37,5% de los empresarios consultados cree que las ventas repuntarán, mientras que el 37,3% no espera cambios y el 25,2% sostiene que continuarán cayendo”, sostuvo CAME.