Según datos oficiales, entre 2015 y 2018 hubo 56 femicidios en la Ciudad de Buenos Aires

El número se desprende de 96 Homicidios dolosos cometidos a mujeres y otras identidades femeninas en suelo porteño.

En el marco del Día Internacional de la Mujer, la Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres (UFEM) divulgó datos sobre femicidios ocurridos en la Ciudad de Buenos Aires. Sostiene que entre 2015 y 2018 hubo 96 homicidios dolosos de mujeres e identidad femeninas y de ese número hubo 56 femicidios.

“Entre 2015 y 2018 hubo 96 víctimas mujeres y de otras identidades femeninas víctimas de homicidios dolosos en la Ciudad de Buenos Aires. UFEM identificó 56 de los 96 homicidios dolosos como femicidios. Ello significa que 6 de cada 10 muertes dolosas de mujeres fueron femicidios”, expresan fuentes oficiales.

Desde el Ministerio Público Fiscal de la Nación destacan que tres de cada cuatro sentencias se dictaron en menos de dos años desde el hecho; siete de cada 10 sentencias no se encuentran firmes; siete de cada 10 personas condenadas lo fueron a prisión perpetua. Más de la mitad (12 de 22) de causas reservadas/archivadas lo están por sobreseimiento.

El documento “Relevamiento del estado de las investigaciones por muertes violentas de mujeres y otras identidades femeninas en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (años 2015-2018)” expone: “Durante el período 2015-2018 se registraron 96 víctimas de homicidios dolosos con identidades femeninas, que tramitan o tramitaron en 92 expedientes judiciales del Fuero Nacional en lo Criminal y Correccional o en el Fuero Criminal Federal de la Ciudad de Buenos Aires”.

“La inclusión de casos en la categoría de femicidio en los informes anuales de UFEM a partir de los que se construye el universo de casos no se desprende de la calificación jurídica asignada al caso, sino que es determinada por los indicadores diseñados para la investigación, a partir de la definición de femicidio del MESECVI y los conceptos del Modelo de Protocolo Latinoamericano de investigación de las muertes violentas de mujeres por razones de género (femicidio/feminicidio)”.

“Los homicidios dolosos de mujeres y -dentro de éstos- los categorizados como femicidios, presentan una leve tendencia en descenso, aunque su comportamiento es fluctuante (baja entre 2015 y 2016 y sube entre 2016 y 2017). Además, esta tendencia debe interpretarse en el marco más amplio de una merma en la cantidad total de homicidios dolosos (varones y mujeres) ocurridos en la Ciudad de Buenos Aires (165 en 2015, 146 en 2016, 143 en 2017 y 137 en 2018)”.

“La proporción de femicidios entre la cantidad total de homicidios dolosos de mujeres analizada para todo el período indica que 6 de cada 10 muertes violentas de mujeres fueron femicidios (58%). Dicha proporción, analizada por cada año, reconoce su piso mínimo en 2018 (47% de casos de femicidio) y su pico máximo durante 2016, cuando los femicidios alcanzaron al 71% del total de las muertes violentas (homicidios dolosos) de mujeres”.

“En términos generales, el 48% de las causas del período ya tiene sentencia (firme o recurrida) mientras que el 27% continúa en investigación y el 24% restante se trata de casos finalizados por reserva o archivo”.

“Las causas por hechos del año 2016 son las que alcanzan la mayor proporción de investigaciones resueltas con sentencia, muy por encima de lo registrado en las investigaciones judiciales del 2015 (52%). En el año 2016 se registra una mayor eficacia de respuesta judicial tomando, para ello, el indicador de cantidad de sentencias alcanzadas”.

“Se identificaron posibles autores en 8 de cada 10 investigaciones judiciales por las muertes dolosas de mujeres ocurridas entre 2015 y 2018, denotando una alta tasa de identificación de perpetradores de violencia letal contra mujeres”.

“En ese corpus de 92 causas judiciales iniciadas por la muerte de 96 víctimas de identidad femenina fueron/están siendo investigadas al momento del relevamiento un total de 87 personas, casi en su totalidad de género masculino. De éstas, 46 ya fueron sometidas a juicio, mientras que otras 41 personas están o estuvieron bajo investigación (incluye sobreseídos, con falta de mérito, profugados sin indagatoria y elevados a juicio). De las investigaciones con autor “no identificado” (NN) a la fecha del relevamiento (febrero 2020) 4 se corresponden a hechos ocurridos en 2015, 1 en 2016, 6 en 2017 y 7 en 2018”.

“De las 46 personas enjuiciadas, 39 obtuvieron sentencia condenatoria y otras 4 fueron absueltas, mientras que 1 persona fue declarada penalmente responsable del hecho, aun sin resolución de imposición de pena al momento del relevamiento”.

“9 de cada 10 sentencias por muertes violentas (homicidios dolosos) de mujeres durante 2015-2018 fueron condenatorias (89%). La proporción de absoluciones es baja, aunque no es posible establecer una comparación con un parámetro general del universo total de las sentencias por cualquier tipo de delito, dada la falta de producción estadística de este indicador para el global de causas enjuiciadas en el fuero penal. Analizando el fenómeno por año, la mayor cantidad de absoluciones se concentran en hechos del año 2017”.

“En cuanto a los lapsos temporales de respuesta judicial, se identificó que para todo el período (2015- 2018) transcurrieron 22 meses en promedio entre el hecho y la sentencia en primera instancia. Este es otro indicador de respuesta judicial que puede observarse; casi dos años transcurren hasta alcanzar una primera sentencia. Sin embargo, analizado por año, este indicador reconoce un mínimo de 13 meses y un máximo de 27 meses, aunque dichos promedios se encuentran sesgados por el tiempo transcurrido entre los hechos y el relevamiento, encontrándose un menor promedio en los años más próximos a la actualidad (2018), dado que muchas causas aún se encuentran en trámite previo a la sentencia, lo que prolongará el promedio si se vuelve a medir el dato más adelante”.