Según una ONG, cerraron 7.280 locales porteños en el último semestre

El barrio más afectado fue Belgrano, con una pérdida de 288 negocios habilitados. Le siguieron Puerto Madero, Almagro, Balvanera.

La ONG Defendamos Buenos Aires hizo un estudio y concluyó que en la Ciudad de Buenos Aires y la Provincia en el último semestre cerraron cerca de 17.000 locales. En la Capital Federal cerraron 7.280 negocios habilitados. En total, casi 100 comercios cerraron por día por la crisis y hubo más de 70.000 despidos.

La Encuesta Semestral Económica de Defendamos Buenos Aires asegura que los rubros más afectados son los de indumentaria, seguidos por las remiserías, bares y demás locales de gastronomía.

El barrio porteño más afectado fue Belgrano (Comuna 13), con una pérdida de 288 locales habilitados. “Le siguieron Puerto Madero (Comuna 1) y el Centro (San Nicolás, Comuna 1), con oficinas que se mudan o desaparecen junto a empleados que cada mediodía compraban comida y bebidas”, precisó la ONG.

Noticias relacionadas

Según el relevamiento, en el ranking de persianas bajas le siguen Almagro / Balvanera (177), Nuñez / Colegiales (172), San Telmo y Villa Urquiza (169), Retiro (160), Barrio Norte / Recoleta (152), Saavedra (122), Palermo Soho(98), Palermo Viejo / otros (96), Liniers (88), Flores (85), Floresta (74), Villa Luro (62), Mataderos (54), Villa Devoto (52), Agronomía y Villa Pueyrredón(50), Congreso y Villa Crespo (48), Barracas (42), Villa del Parque (41), Chacarita (40), Constitución y Villa Soldati (39), La Boca (35), Parque Avellaneda (33), Villa Lugano (29), Parque Chacabuco (24), Parque Chas (21), Parque Chacabuco (20), La Paternal (17) y Nueva Pompeya (16).

El titular de la ONG, Javier Miglino, sentenció ante Diario Popular: “Recorrimos distintos barrios porteños y distritos bonaerenses durante el 15 de abril y el 15 de octubre, viendo que la inesperada y profunda recesión genera que cada día unos 99 comercios bajen la persiana entre Capital y Conurbano”.

Miglino resaltó: “Muchos comerciantes y pequeños empresarios intentaron formar comités de crisis y reestructurar deudas que no pueden pagar, incluso renegociar deudas con bancos (llegan a cobrar más del 100% de interés anual), empleados, proveedores y hasta las prestadoras de servicios, tales como Edenor, Edesur, Metrogas y AySA”.

“Más allá de alguna refinanciación puntual, no se pudo evitar el cierre de 7.280 comercios en Capital Federal y 10.540 en la Provincia de Buenos Aires”, resumió el abogado.

Deja un comentario