Sostienen que la Justicia porteña aplica “la doctrina Chocobar” en el caso Mariana Gómez

El abogado defensor Lisandro Teszkiewicz sostiene que la decisión de la jueza Fontbona de Pombo de elevar la causa a juicio refleja que “la palabra de las fuerzas de seguridad hace verdad sin importar lo que digan las pruebas”.

El abogado Lisandro Teszkiewicz consideró que el avance judicial contra Mariana Gómez, la mujer que fue detenida en la estación de Constitución y cuyo caso fue elevado a juicio oral y público por la jueza María Dolores Fontbona de Pombo, “muestra una lesbofobia terrible por parte de la Justicia”.

Según la Policía, la detención se produjo por no acatar la orden de dejar de fumar en un lugar cerrado y luego de una discusión, por oponer resistencia a la autoridad y provocar lesiones.

Para la acusada, su esposa, organizaciones y la defensa, se trata de un caso de “lesboodio”. Sostienen que el policía de la Ciudad Jonathan Rojo fue directo hacia Mariana pese a que había más personas fumando al reparo de la estación, dado que llovía. y, por lo tanto, fue abordada por el uniformado por el sólo hecho de que  “son mujeres y manifestaban su afecto en público”, manifestó Teszkiewicz.

En una conferencia de prensa que tuvo lugar ayer en el Centro Político Cultural El Hormiguero, el defensor público porteño sostuvo que “El 2 de octubre de 2017, Mariana Gómez no cometió ningún delito”.

Además, indicó que, por las costas del juicio, Mariana podría ser embargada por 30 mil pesos y la fuerza pública, allanar la casa del matrimonio, según consigna LatFem.

“Es una locura y la muestra de que Fontbona de Pombo está ensañada con Mariana. Todo este caso muestra una lesbofobia terrible por parte de la Justicia”, sostuvo el abogado.

“Estamos asustadas porque puede pasar en cualquier momento. La autorización es del 11 de abril”, dijo Rocío Girat -esposa de Gomez- a la agencia Presentes.

Semanas atrás, cuando se confirmó el procesamiento de Gonez, el Defensor Adjunto de la Ciudad, Luis Duacastella señaló que “de la misma forma que en la audiencia impidieron mi aporte como amigo del tribunal para enfocar la cuestión desde otro punto de vista, ahora resolvieron ignorar la existencia de un claro sesgo de lesbofobia por parte del oficial de policía y la insignificancia de la supuesta orden resistida por Mariana”.

El Ministerio Público de la Defensa de la Ciudad y el Colectivo para la Diversidad (COPADI) se presentaron en la audiencia del caso como amicus curiae (amigos del tribunal), pero a ambos organismos se les negó la posibilidad de explicar su postura en el caso.

Obtenga actualizaciones en tiempo real en su dispositivo, suscríbase ahora.

error: