Compraron dos respiradores para el Hospital Piñero con el dinero de las camionetas incautadas a Radetic y Biscardi por correr picadas

Una Pick Up Chrysler Ram 1500 y un Porsche Cayenne Turbo que circularon a altas velocidades por avenidas porteñas y autopistas fueron vendidas en $1.297.314.

Compraron dos nuevos respiradores de última tecnología que fueron instalados en el Hospital Piñero (Varela 1301, Flores, Comuna 7). El dinero, $1.297.314, se obtuvo en el remate de la Pick Up Chrysler Ram 1500 y el Porsche Cayenne que le habían incautado a los conductores Alejandro Radetic y Alejandro Biscardi para correr picadas ilegales. Así lo dispuso el titular del juzgado n.° 10 en lo Penal, Contravencional y de Faltas, Pablo Casas, dispusiera la subasta de dos vehículos decomisados a través del Banco Ciudad.

Por las picadas hubo un juicio abreviado en el que los conductores llegaron imputados por el delito de conducción riesgosa en concurso real con daño agravado. Fueron condenados en junio de 2017 a un año de prisión en suspenso, dos años de inhabilitación para conducir y el decomiso de sus vehículos secuestrados.

El magistrado Casas se había comunicado con las entidades que nuclean a familiares de víctimas de accidentes de tránsito e inseguridad vial, como la Asociación Civil Trabajar Contra la Inseguridad Vial y la Violencia con Acciones Sustentables (ACTIVVAS), y en sus resoluciones homologó los acuerdos formulados el 17 de mayo de 2017, entre el Ministerio Público Fiscal y las defensas de los dos imputados, por “los delitos previstos por los artículos 193 bis y 184, inciso 5, del Código Penal de la Nación” (conducción riesgosa en concurso real con daño agravado).

Casa resolvió “disponer el decomiso” de los vehículos secuestrados. Sobre este punto, en las dos resoluciones se destacó que “decidir sobre el destino del bien es una función propia del Tribunal, pues se trata de un decomiso previsto en la ley y no de una donación, como habrían manifestado en el acta-acuerdo”. “Por ello, ordenaré el decomiso, para luego por la vía que corresponda proceder a su venta en subasta pública”, concluyó. Al respecto, Casas reconoció la labor del fiscal de primera instancia Gonzalo Viña, quién logró que “en menos de 48 horas, a partir de un video viralizado, se reconocieran a los autores de los hechos; que se condenen esos hechos, en menos de una semana. Y que concluyeran con este material que, desde hoy, está instalado en el Piñero”.