Subte: inician obras para convertir Pasteur en estación homenaje a las víctimas del atentado a la AMIA

Con obras de 17 artistas, buscará ser un un espacio de reflexión y reclamo de justicia.

La estación Pasteur de la Línea B será un homenaje permanente, a través del arte, a la búsqueda de la verdad y justicia por el atentado a la AMIA.

La iniciativa conjunta de Subterráneos de Buenos Aires (SBASE) y la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), contempla, “de una manera constructiva y positiva”, la tematización de la estación y la creación de un centro de interpretación con el emplazamiento de obras originales, fotografías e instalaciones. Con esto se busca concientizar y generar reflexión frente a una tragedia que nos alcanzó como sociedad, a través de la visión de 17 artistas visuales e ilustradores.

Paralelamente, se propone la denominación “Pasteur – AMIA” de la estación, proyecto que fue presentado ante la Legislatura porteña por el legislador Cristian Ritondo y las legisladoras Lía Rueda y Carmen Polledo como co-autoras.

El Plan de Gestión Patrimonial y Cultural que se extiende a todas las líneas, tiene como objeto brindar un diferencial en el servicio y lograr la mejora ambiental y estética de las estaciones a través de su revalorización con obras de arte e intervenciones de diversos artistas.

A propósito de estos trabajos, Verónica López Quesada, Gerente Corporativa y Comercial de SBASE aseguró “las ornamentaciones transforman el subte en un museo vivo y dinámico que reflejan a través de la mirada de diversos artistas la historia y la cultura argentina”.

Los proyectos son analizados por un equipo multidisciplinario especialista en ambientación que evalúa que las nuevas obras se integren a la infraestructura del Subte conforme los aspectos legales que protegen a los bienes y objetos patrimoniales contenidos en la red. Todos los trabajos de restauración y conservación de piezas históricas cuentan con la supervisión de la Dirección General de Patrimonio e Instituto Histórico de la Ciudad de Buenos Aires.

Los 160 artistas que ya participan del Plan, promueven la difusión de valores universales y retratan lo más característico de la estación, del barrio en que se encuentra y de nuestra cultura.

“Los espacios públicos son el soporte ideal para presentar diversas manifestaciones culturales, ya sea en términos urbanísticos por tratarse de lugares de alto tránsito, como en términos sociales por encontrarse al alcance de todos los sectores”, reafirmó López Quesada.