Tapia confirmó que la final de River y Boca se jugará el 10 y el 24 de noviembre sin público visitante

El presidente de la AFA dio una conferencia de prensa junto a Angelici y D’Onofrio.

Este lunes Claudio Tapia, presidente de la Asociación de Fútbol Argentino (AFA), confirmó que los dos partidos entre River Plate y Boca Juniors por la final de la Copa Libertadores se jugarán sin público visitante. El partido de ida se hará en La Bombonera el sábado 10 de noviembre a las 17. La vuelta se jugará en el Monumental el sábado 24 de noviembre a la misma hora. En la conferencia de prensa estuvieron los presidentes Daniel Angelici (Boca) y Rodolfo D’Onofrio (River).

“Va ser una gran final. Agradezco al presidente de la AFA, a Daniel, de poder estar haciendo esta conferencia. Estamos diciendo que estamos orgullosos de que la copa quede para Argentina. Es un orgullo poder disfrutar esta copa. Gracias a la AFA por colaborar y hablar con Conmebol y mediar en las decisiones”, cerró D’Onofrio.

De este modo, ambos presidentes pusieron fin a la controversia por la presencia de público visitante. El presidente de la Nación, Mauricio Macri, había hecho público su deseo para disputar los partidos con 4.000 espectadores visitantes en cada partido.

Angelici y D’Onofrio expresaron al aire de América el domingo a la noche: “Acá vamos a coincidir los dos. Esto se tendría que haber resuelto de otra manera. No puede ser que los presidentes de los clubes no sepamos cuándo nos toca jugar. Fijaron una fecha y no nos preguntaron”.

“Un día me levanté y me enteré que nos cambiaban el día y el horario, que pasábamos de jugar los miércoles a los sábados. Otro día me levanté y me enteré que teníamos que jugar con visitantes”, dijo D’Onofrio.

Sobre la voluntad de Macri de hacer los partidos con público visitante, Angelici dijo: “Lo hizo de buena leche porque es un apasionado del fútbol. Sé lo apasionado que es. Si no hubiera sido por él, yo no sería presidente del club”. D’Onofrio agregó: “No hablé con Macri, no tengo relación. Me sorprendió lo que dijo. Fue un error del presidente, no tengo dudas”.

“Para darle 4.000 localidades a River, tengo que dejar 4.000 socios afuera. Y además tengo que dejar un pulmón entre la tribuna visitante y la de Boca. No puedo poner ni a la venta esas 4.000 entradas. En los clubes hay política. Están las peñas. Es una complicación”, dijo Angelici.

En tanto, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en un principio había dicho que iba a restringir la circulación en torno al Obelisco para evitar que los hinchas festejen una vez terminados los partidos. Sin embargo, luego funcionarios del Ministerio de Justicia y Seguridad expusieron que sí iban a habilitar un operativo especial para que haya manifestaciones en las inmediaciones de las avenidas 9 de Julio y Corrientes.