Tercera muerte por Covid-19 entre enfermeros del Hospital Durand

Virginia Virarica tenía 61 años y padecía diabetes tipo dos. El martes hubo un acto en homenaje a los profesionales de la salud.

Falleció por Covid-19 la enfermera del Hospital Durand Virginia Virarica, tenía 61 años y padecía diabetes tipo dos. Es el tercer deceso entre profesionales de este sector del efector público ubicado en la avenida Díaz Vélez 5044, Caballito (Comuna 6).

El 16 de junio falleció el enfermero Julio Guitiérrez y el 15 de agosto se produjo el deceso de su compañero Grober Licona Díaz, quien tenía como enfermedad de base el mal de Chagas. Este martes hubo un acto en su recuerdo y en homenaje a todos los profesionales de la salud en general.

En este centro de salud advierten que hay cerca de 300 contagios de Covid-19, de una planta integrada por 1.800 trabajadores.

Héctor Ortiz, secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), dijo que los profesionales de la salud “están dejando la vida en los hospitales”. Expuso que Virginia “se contagió mientras cuidaba a sus pacientes”. “Esta compañera de 60 años que murió se quedaba a hacer horas extras, no se quería ir porque no le alcanzaba el sueldo, hacía horas extras muy mal pagas, $70 la hora. Esta señora tenía diabetes tipo 2 por la edad, pero necesitaba trabajar”.

“Virgina es la tercera compañera muerta en la última semana en el Durand como consecuencia del multitrabajo, la polifuncionalidad, los dispositivos y protocolos de atención ineficientes, la escasez de elementos de protección personal y la negativa de las autoridades hospitalarias y gubernamentales a conformar un Comité de Crisis en el que necesariamente participen los trabajadores”, señaló.

Este jueves se realiza una jornada nacional de lucha entre trabajadores de salud para denunciar que en todo el país hay cerca de 20.000 profesionales contagiados, aparte de 65 muertos.

El acto principal se iba a hacer a las 14 en el Hospital Álvarez de Aranguren 2701. En la convocatoria, la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA) enunciaba: “El Estado nacional y los Estados provinciales congelaron los salarios y se niegan a convocar a paritarias. Justamente es el trabajo precario y el pluriempleo que crecieron durante la pandemia los que llevan al agotamiento y la extensión de los contagios entre el personal de salud. Los trabajadores exigen la extensión del bono estímulo hasta fin de año, duplicando su monto y extendiéndolo a los 670.000 agentes sanitarios registrados en el sector público y privado”.