Trabajadores de Cresta Roja y del Hospital Posadas cortaron la avenida 9 de Julio

Con apoyo de sindicatos y partidos políticos iban a marchar al Obelisco.

Con apoyo de sindicatos y partidos políticos iban a marchar al Obelisco.

Trabajadores del Hospital Posadas (Presidente Arturo Umberto Illia, El Palomar) y de la empresa Cresta Roja este martes antes del mediodía cortaron la avenida 9 de Julio, a la altura de la avenida Belgrano (Monserrat, Comuna 1). Iban a marchar hasta el Obelisco para protestar contra despidos en ambas instituciones.

La mano hacia el Obelisco (norte) está cortada. Agentes de Tránsito de la Ciudad desvían los autos por Bernardo de Irogoyen o por avenida Belgrano hacia el Bajo. Funciona el Metrobus en ambos sentidos. Además, la calle Lima está liberada.

Marchan junto a los trabajadores miembros de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), de la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud (CICOP), la Agrupación Naranja Ferroviaria, CTA Capital. También hay partidos políticos como el MST y el PTS.

Hay efectivos de la Policía de la Ciudad que custodian los alrededores del Obelisco. Hay efectivos con cascos y escudos. También hay personal motorizado.

Durante la protesta un colectivo de la línea 45 embistió contra un auto particular en Belgrano e Irigoyen. Hubo daños mínimos en la carrocería de este último vehículo. No hubo heridos.

Los trabajadores del Hospital Posadas definieron esta marcha en una asamblea. “Por decisión de la asamblea de los trabajadores/as del Hospital Nacional Alejandro Posadas, se resolvió convocar a una Jornada de lucha con Paro de 24hs y movilización para el día 30 de enero del corriente año en dicho establecimiento”, añadieron.

En el comunicado oficial sumaron que la medida es en “reclamo por la reincorporación inmediata de todos/as los trabajadores/as despedidos, la continuidad laboral de las renovaciones limitadas hasta el 31 de marzo y el pase a planta de todos/as los/as trabajadores/as precarizados”.

Por su parte, los trabajadores de Cresta Roja denuncian que la empresa tiene frenada parte de su producción desde hace tres semanas y no puede precisar cuándo la retomará.  Temen que “el vaciamiento se profundice en las próximas semanas”.