Trabajadores hípicos protestan en el Hipódromo de Palermo: “Queremos salir”

Desde el establecimiento de la Comuna 14 indicaron que se permiten los ingresos y egresos cada 15 días para evitar la propagación del coronavirus.

Trabajadores del sector hípico denuncian que están encerrados desde hace semanas en el Hipódromo de Palermo (Comuna 14).  Dicen que no los dejan salir y que se encuentran en el lugar malas condiciones habitacionales.

Por su parte, desde el Hipódromo explicaron que la Villa Hípica “es el lugar en el que duermen y se alimentan los caballos de carrera y está ubicada dentro del predio. Allí muchos cuidadores ingresan a realizar su trabajo, con un protocolo estricto para intentar evitar contagios de Covid-19”.

“Desde que empezó el aislamiento dispuesto por el Gobierno de la Nación y de la Ciudad de Buenos Aires, el Hipódromo de Palermo implementa medidas para neutralizar la propagación de esta pandemia. Se habilitó un servicio mínimo de pistas con el objeto de que los caballos allí alojados puedan ser atendidos en lo que respecta a su alimentación y entrenamiento esencial para el bienestar y se suspendió el ingreso y egreso constante de personas”, agregaron.

Aclararon que “Los cuidadores no son empleados del hipódromo, son empleados en relación de dependencia de los entrenadores que alquilan los boxes”  y que “ninguna  persona fue impedida de salir del lugar”

Además, “se realizó un sistema de guardias para que quienes ingresen a trabajar se queden 15 días y quienes salgan estén fuera por el mismo tiempo antes de volver a ingresar. Todo esto para tener menos gente trabajando, menos gente circulando por las calles y por el predio y tener los cuidados necesarios de limpieza y distanciamiento en los vestuarios y en todo el lugar”.

“Al no haber actividad en el hipódromo, la actividad de los trabajadores es restringida pero de vital importancia para el bienestar de los animales”, indicaron.

“Cada entrenador autorizó a una persona por vez y se prohibieron todo tipo de encuentros entre cuidadores”, añadieron desde el establecimiento. .

“Están permitidas las salidas para realizar compras en comercios de la zona, para realizar trámites personas y para todo aquello que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires autorice con el correr de los días de aislamiento”.

Por último, indicaron que “”El Hipódromo de Palermo se ocupa y se preocupa por la salud de los trabajadores que ingresan y egresan y de todos los vecinos que puedan tener contacto con ellos. Por eso cumple con la reglamentación de los gobiernos nacional y de la ciudad y realiza un protocolo de seguridad estricto”.

El caso fue dado a conocer públicamente por la periodista Flor Halfon Laksman, quien se explayó sobre la situación a través de su cuenta de Twitter.