Trabajadores se movilizan por mejoras en el Hospital Durand y en el Tornú

Los médicos iban a hacer un abrazo simbólico en el primero. La Defensoría del Pueblo recorrió el segundo y corroboró problemas de distinta magnitud.

Los trabajadores de la salud de la Ciudad de Buenos Aires están movilizados para solicitar mejoras edilicias en el Hospital Durand (Díaz Vélez 5044, Caballito, Comuna 6) y el Tornú (Combatientes de Malvinas 3002, Parque Chas, Comuna 15).

En el Durand hubo en menos de 48 horas dos fallas en los ascensores. Por eso este viernes iban a hacer un abrazo simbólico: “Por el desfinanciamiento del presupuesto hospitalario y el desguace a la salud pública. Solicitamos ascensores nuevos, para la seguridad de los pacientes y trabajadores”.

El legislador porteño Gabriel Solano (Frente de Izquierda y de los Trabajadores) presentó un pedido de informes sobre las últimas reparaciones en los ascensores y qué empresa está a su cargo.

“Ante estos hechos queda de manifiesto un profundo proceso de desinversión y déficit de mantenimiento de los hospitales públicos de la Ciudad de Buenos Aires, y a su vez una falta de control sobre las empresas tercerizadas que sostienen el servicio. Además hay que sumar que accidentes de este tipo ya han ocurrido en otros hospitales, como en el odontológico Dueñas (Rivadavia y Muñiz, Almagro, Comuna 5), en el mes de mayo de este año”, alertó Solano.

Además, hay reclamos desde la comunidad del Hospital Tornú. El 5 de junio ya hubo un abrazo simbólico de la comunidad.

El Defensor del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, Alejandro Amor, visitó las instalaciones y corroboró que hay distintas problemáticas.

Señaló que es necesario, entre otros asuntos, quitar estufas que no retiren gases al exterior (tiro balanceado), acondicionar los tableros eléctricos, identificar los recipientes que son utilizados para la deposición de los líquidos patológicos.

En junio del año pasado la Auditoría General de la Ciudad de Buenos Aires emitió un informe que alertaba sobre faltas de mantenimiento en hospitales porteños: “La falta de una Planificación estratégica o un plan de prioridades de mantenimiento edilicio, implicó realizar mantenimiento correctivo. Los trabajos realizados fueron consecuencia de los pedidos solicitados por los Jefes de Servicio y responden a las exigencias mínimas para el normal desarrollo de las actividades”.

No existen informes de la Dirección General de Recursos Físicos en Salud que permitan evaluar la eficacia y eficiencia de las tareas desarrolladas de limpieza y mantenimiento en cada uno de los efectores. Lo que representaría una herramienta vital para la toma de decisiones”, agregó la Auditoría.