Transforman un convento de Villa Devoto en edificio de viviendas

Se trata del ex Convento Nuestra Señora de la Misericordia. En primavera será sede de Casa FOA.

El ex Convento Nuestra Señora de la Misericordia (Pareja, entre Emilio Lamarca y San Nicolás; Villa Devoto; Comuna 11) fue construido hace más de 120 años y ahora se convertirá en un edificio de viviendas llamado Cassa Devoto.

Entre el 21 de septiembre y el 28 de octubre será sede de Casa FOA, evento anual de arquitectura, industria, diseño interior y paisajismo que nace con la intención de recaudar fondos para la Fundación Oftalmológica Argentina Jorge Malbrán.

El estudio desarrollador y de arquitectura MMCV (Mizraji-Manusovich- Cicchinelli-Cicchinelli) se encargará de la transformación edilicia, que iniciará al término de Casa FOA y se extenderá por 30 meses.

Hará un edificio de departamentos de cuatro pisos, sin modificar la estructura y la fachada, ateniéndose a las leyes porteñas de conservación patrimonial.

En la inmobiliaria dijeron que la parte vieja tendrá nueve departamentos. La nueva edificación va a estar en el medio para asentar las bases del edificio. La nueva construcción tendrá cuatro pisos e incluirá 26 viviendas más.

Se mantendrá la entrada original, por Pareja. El complejo tendrá espacios comunes amplios con un SUM y un parque con pileta. Habrá una pileta interior climatizada de 15  o 20 metros y una cochera subterránea por departamento.

El ex futbolista de San Lorenzo, Damián Manusovich, es socio de la desarrolladora que construirá el edificio de departamentos. Explica: “La idea es poder poner en valor el aro del claustro, respetando la estructura existente y poniéndolo en valor, porque van a ser unidades funcionales”.

“Va a quedar genial y precioso, manteniendo la estructura y la fachada. Nos parecía muy interesante porque es poner en valor el edificio para devolverlo a la comuna. Es una zona residencial, los departamentos tendrán entre 90 y 140 metros cuadrados y están pensados para familias”, añade ente La Nación.

“Devoto es un barrio riquísimo, con mucha impronta. En la cocina del convento se va a armar la cafetería con salida al exterior, donde habrá jardines. Queremos que haya una escala de barrio”, dice Ana Astudillo, gerente de arquitectura y diseño de Casa FOA.

“Nosotros vamos marcando huellas, como hicimos en su momento con la estancia Abril (1996), los silos de Dorrego (1992), y los lofts de Darwin (1989) que desarrollaron todo el polo de Palermo Soho y Palermo Hollywood”, dijo Marcos Malbrán, director general de Casa FOA.

Obtenga actualizaciones en tiempo real en su dispositivo, suscríbase ahora.

error: