Tras el homicidio del policía en Palermo, se viralizan declaraciones premonitorias de Mauricio Macri sobre el uso de pistolas Taser

El archivo muestra al entonces jefe de Gobierno defendiendo estos dispositivos eléctricos, y puso como ejemplo el eventual ataque de un hombre con cuchillo a un policía.

Tras el crimen del Policía y la muerte de su agresor -una persona con desequilibrios mentales- ocurrida ayer en el barrio de Palermo, en Twitter se hicieron virales unas premonitorias declaraciones del expresidente Mauricio Macri, en el marco de la polémica que desató la intención del entonces jefe de Gobierno porteño de implementar el uso de las pistolas Taser en la Ciudad de Buenos Aires.

El diálogo-debate con el periodista Ernesto Tenembaum tuvo lugar en TN en febrero del año 2010 y cobró relevancia en las últimas horas por lo ocurrido ayer en el Alcorta y San Martín de Tours (Comuna 14).

Noticias relacionadas

Tal como informó Pura Ciudad, en el mismo sentido que Macri, el Secretario de Seguridad porteño, Marcelo D’Alessandro, declaró en favor de equipar a la Policía de la Ciudad con pistolas Taser, y aseguró que, de haber disparado con su arma reglamentaria contra el agresor, el policía asesinado hoy “estaría preso”.

En 2016, años después de que Macri quisiera imponer su uso en la CABA, la Corte Suprema de Justicia de la Nación revocó un recurso de amparo que había sido presentado con la intención de impedir estas denominadas armas “no letales” alegando que funcionarían como “elemento de tortura”.

La presentación judicial había sido realizada en 2009 por un vecino de la ciudad de Buenos Aires, quien sostenía que el uso de dichas armas, pensadas para ser utilizadas por efectivos de la Policía Metropolitana, era de extrema peligrosidad al punto de constituir una tortura y que, por lo tanto, comprometía sus derechos personales -y de los habitantes de la ciudad- a la vida, la salud y la integridad física.

Un año antes que la Corte, también el Superior Tribunal de Justicia de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires había rechazado la demanda.