Tras la reunión tripartita, Ciudad apoya endurecer el aislamiento pero descarta la Fase 1

Desde el Gobierno porteño no descartan anular los nuevos permisos como las salidas deportivas o la reapertura de locales de indumentaria.

El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, se reunió en la Quinta de Olivos con el presidente de la Nación, Alberto Fernández, y el gobernador bonaerense Axel Kicillof. El mandatario porteño se mostró dispuesto a acompañar un edurecimiento del aislamiento social en el Área Metropolitana de Buenos Aires (Capital Federal y Gran Buenos Aires). No se trata de volver a la Fase Uno, donde solo podían circular personas con trabajos o actividades esenciales.

Así lo confirmaron a Télam fuentes del Gobierno porteño, tras la reunión que mantuvo el presidente Alberto Fernández con el gobernador bonaerense Axel Kicillof y Rodríguez Larreta en la Quinta de Olivos para analizar la situación en el AMBA, donde se concentran el 93 % de los contagios de Argentina.

“Los números son preocupantes”, admitieron desde el entorno del jefe de Gobierno porteño ante la agencia estatal.

De todos modos, ante La Nación una fuente local sostuvo: “Sólo volvés del todo para atrás si te quedás sin camas, y eso no ocurre”. Contó que de las 400 “camas Covid” de terapia intensiva en la Ciudad, están ocupadas 172 (datos del parte diario del 21 de junio). Sumaba: “Provincia de Buenos Aires quiere cerrar todo el 1 de julio, nosotros creemos que el pico se va a dar el 15. Tal vez terminemos retrocediendo el 7. Todavía hay margen, no es tiempo de cerrar todo”.

Parte diario que da cuenta de la ocupación de camas con enfermos leves (2.392), intermedios (654) y graves (172):