Tras las vacaciones de invierno, vuelven las clases a la Ciudad con mayor presencialidad

La asistencia a las aulas en este semestre va a ser obligatoria. Quedan exceptuados aquellos estudiantes que tengan alguna comorbilidad o convivan con personas de riesgo. Integrantes de comunidades educativas advierten que es riesgoso este nuevo esquema y que puede contribuir a una nueva ola de la pandemia.

Terminadas las vacaciones de invierno, esta semana regresan las clases en las escuelas públicas y privadas de la Ciudad de Buenos Aires. De forma progresiva se implementará un esquema con mayor presencialidad.

La asistencia a las aulas será obligatoria este semestre, a excepción de aquellos chicos que tengan factores de riesgo o que vivan junto a personas con enfermedades. Ellos van a poder seguir aprendiendo a distancia, exponen fuentes del Ministerio de Educación de la CABA.

Añadieron sobre el nuevo esquema que regirá en adelante: “Los chicos necesitan estar más tiempo en las aulas para fortalecer el aprendizaje y pasar de año con los conocimientos que necesitan. En primer lugar la burbuja va a pasar a ser el aula, lo que va a permitir que haya más horas de clase y que todos los chicos se vuelvan a encontrar con todos sus compañeros. Antes las burbujas eran de grupos más pequeños. En segundo lugar, se definió un plan gradual para que todos los chicos de todos los niveles, a partir de agosto y de manera progresiva, vuelvan a la presencialidad como era antes de la pandemia”.

De este modo, el 2 y el 3 de agosto hay mesas de examen para alumnos de secundario. Luego, desde el 4 de agosto vuelven a la rutina habitual los alumnos de 4to y 5to año de secundaria, los de 5to y 6to año de secundaria técnica. Asimismo, el 9 de agosto vuelven los de 1ero, 2do y 3ro de secundaria y 1ero, 2do, 3ero y 4to de secundarias técnicas.

Una vez completa la secundaria, y siempre que la situación sanitaria lo permita, el 17 de agosto van a volver a la rutina habitual los chicos del nivel primario, los de modalidad especial, los de escuela para adultos, los del nivel superior no universitario y de los Centros de Formación Profesional.

El 23 de agosto lo hacen los chicos del nivel inicial. Hasta que llegue el día en el que les toque retomar la rutina habitual, todos los estudiantes van a seguir cursando de manera presencial con la misma modalidad que terminaron antes de las vacaciones. En total, son más de 700.000 alumnos que van a volver a su esquema de clases pre pandemia.

Integrantes de distintas comunidades educativas rechazan este nuevo esquema. Por eso la asociación docente ADEMYS anunció un paro para este lunes 2 de agosto.

En tanto, el colectivo Docentes contra la Presencialidad en Pandemia (DCPP) promueve protestas para este lunes: “El ministro de salud porteño, Fernán Quirós, declaró hace varias semanas que es inevitable la llegada de la tercera ola y la variante Delta del Covid-19. En estos últimos días se han confirmado, en la Ciudad, casos de circulación comunitaria de esta cepa. Si el riesgo en perspectiva es tan grande ¿por qué el gobierno apura el amuchamiento de estudiantes en las aulas?”.

“La apertura escolar de principios de años trajo aparejada, en nuestro país, a la segunda ola; el inicio de la segunda parte del año será el desencadenante de una tercera ola ya anunciada”, añadieron.