Tras levantar molinetes, este viernes hay paro en la Línea E entre las 5.30 y las 7.30 de la mañana

Concluye otra semana con protestas de los metrodelegados en el subte por la paritaria salarial.

Este jueves entre las 5.30 y las 7.30 de la mañana los metrodelegados levantaron molinetes en la estación cabecera Plaza de los Virreyes – Eva Perón de la Línea E del subte porteño (Flores, Comuna 7). Este viernes harán un paro de actividades en esta línea entre las 5.30 y las 7.30.

Es para reclamar por el acuerdo paritario del 15,2% que firmó el 12 de abril la Unión Tranviarios Automotor (UTA). La justicia suspendió la personería jurídica de los metrodelegados agremiados en la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP).

El acuerdo de la UTA plantea tres cuotas de aumento: un 5,7% entre marzo y julio, otro 5,7% desde agosto a noviembre y un 3,8% entre diciembre de este año y marzo de 2018.

El secretario general de la Asociación Gremial de los Trabajadores del Subte y Premetro, Roberto Pianelli, expresó: “El Gobierno puso un techo del 15% a las paritarias cuando sabe que la inflación va a superar el 20%”. “Mientras el subte aumenta un 66%, a los trabajadores le ofrecen un 13%. Si esto no es bajarnos el salario, que nos digan qué es”.

También repudió agresiones policiales que sufrió el lunes una delegada de la línea C durante una medida de fuerza: “Una vez finalizado el paro, hubo un problema técnico y mientras los compañeros estaban trabajando y evacuando a la gente del tren, una compañera le pidió ayuda a un policía y él la insultó”.

“Una vez que terminamos de evacuar a la gente, los delegados fueron a hablar con el personal policial y una compañera estaba filmando la conversación, algo que es absolutamente legal. En ese momento, se le tiraron encima cuatro policías para arrebatarle el celular. Al no poder hacerlo, trataron de llevarla detenida pero los compañeros logramos negociar y, por suerte, la compañera se pudo retirar”, continuó el referente sindical.

“Fue claramente una provocación. Y es una provocación que continúa porque hoy los medios pretender instalar que los trabajadores le pegamos a la policía”, aseguró Pianelli. “Lo que buscan es demonizar a los trabajadores e invisibilizar el conflicto que hay en el subte producto de la decisión política de este gobierno que es bajarle el salario a los trabajadores”, analizó.