Tras un oficio del MPD, Ciudad elaboró un protocolo para prevenir COVID-19 en viviendas multifamiliares y lugares que comparten baño y cocina

Según un relevo de la Defensa Pública, la cantidad aproximada de hoteles familiares en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires asciende a 1153 establecimientos.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires implementa un protocolo para prevenir casos de Covid-19 en viviendas multifamiliraes porteñas, más conocidas como hoteles o inquilinatos. Fue ante un oficio del Ministerio Público de la Defensa de la CABA.

Luego de que la Defensora Oficial en lo CAyT, Cecilia González de los Santos, presentara un oficio ante el Ministerio de Salud porteño alertando sobre la problemática, Ciudad desarrolló un “Protocolo de actuación ante sospecha y/o confirmación de COVID-19 en vivienda o espacios multifamiliares con baño y/o cocina compartida en contexto de pandemia”, a través de la Disposición 54-2020.

En el MPD reflexionan: “El objetivo del protocolo es la prevención del ingreso del virus a dichos establecimientos con medidas sanitarias específicas, así como la minimización del riesgo de contagio en casos sospechosos o positivos, reforzando las medidas generales de prevención para controlar y reducir la propagación del coronavirus”.

La presentación del oficio fue motivada por la detección del primer caso del virus en uno de los hoteles multifamiliares porteños: “Ante las dificultades severas que surgían a la hora de evitar el contagio entre los habitantes del lugar y la propagación del virus manteniendo el concepto de “contacto estrecho” limitado solo al grupo familiar conviviente, la Defensora insistió en el abordaje especial y la ampliación de dicho concepto por ser lugares donde se comparte baño y cocina entre varios grupos familiares. De este modo los entendió asimilables al concepto aplicable a lugares cerrados y de gran circulación”.

De los Santos destacó el trabajo en equipo realizado desde la Defensoría CAyT Nº 4 para lograr la confección y aplicación del protocolo, celebró su aprobación por parte del poder ejecutivo de la Ciudad y sostuvo: “Es indispensable extremar los recaudos y difundir el protocolo –hoy desconocido prácticamente por todos los establecimientos- así como las medidas preventivas establecidas en el mismo que deben garantizarse. Seguiremos trabajando fuertemente con esta temática, garantizando el acceso a las condiciones de sanidad y alimentación que permitan atravesar este difícil momento, que presenta múltiples aristas, contribuyendo a generar los puentes que hagan llegar la asistencia necesaria para todas las familias”.

La Defensora afirmó que la aplicación de este protocolo es de suma importancia en la prevención del virus para quienes viven en viviendas multifamiliares, ya que el contacto estrecho entre las personas que habitan allí es constante y la posibilidad de distanciamiento físico es prácticamente imposible.

“Estas condiciones habitacionales tornan imposible cumplir el protocolo de aislamiento sin asistencia estatal directa, convirtiendo a sus habitantes y trabajadores en personas especialmente expuestas, y generando un caldo de cultivo para el virus ya que, de contraerlo un residente, rápidamente podría propagarse no sólo entre el resto de los habitantes, sino también a quienes trabajan en el lugar”, reflexionan en la Defensa Pública.

Según el último relevamiento realizado por el MPD, la cantidad aproximada de hoteles familiares en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires asciende a 1153 establecimientos. En su mayoría comparten la particularidad de alojar personas de escasos recursos económicos, así como cuentan con espacios comunes de cocina y baño para casi todos sus residentes.