Tres gendarmes detenidos por la muerte de un joven baleado en el Bajo Flores

Investigan si fue un caso de gatillo fácil. Los uniformados dicen que repelieron una agresión en el contexto de un robo. Hay vecinos que dicen que hubo violencia institucional.

Tres efectivos de Gendarmería Nacional Argentina (GNA) fueron detenidos este jueves por la muerte de un joven de 20 años en el Barrio Rivadavia, en Flores (Comuna 7).

Estos tres gendarmes ya fueron separados de sus cargos mientras avanza la investigación tanto en la justicia como al nivel administrativo dentro de la misma fuerza, consigna Crónica. Quedaron a disposición de la jueza en lo Criminal y Correccional 55, Alejandra Alliaud, quien está a cargo de la causa.

Según las fuentes, todo comenzó este miércoles por la tarde, cuando oficiales de la Comisaría Vecinal 7A de la Policía de la Ciudad recibieron un alerta sobre un enfrentamiento armado entre miembros de la GNA y dos personas en la esquina de Alfonsina Storni y Pasaje Roldán, en el Barrio Rivadavia.

La Gendarmería dijo a la Policía de la Ciudad que los uniformados repelieron un ataque armado de supuestos delincuentes que querían robar la casa de una vecina.

En tanto, en diálogo con La Izquierda Diario una docente del barrio (de quien se preserva la identidad por obvias razones) afirmó que “los vecinos escucharon los tiros y enseguida salieron a la calle a ver qué pasaba y encontraron al chico tirado en el piso. La sorpresa enseguida se transformó en bronca contra los gendarmes”.

“No queremos ni una bala más ni un pibe menos. Ya tenemos muchas víctimas de la violencia del Estado en este barrio, donde la estigmatización que se hace sobre los jóvenes de acá es muy fuerte. Y así los están ejecutando, estas son ejecuciones sumarias en situación de robo o por lo que sea. Ya lo vivimos a fines de los 90 y principios de los 2000, con toneladas de pibes muertos así. La historia parece que se repite”, afirmó