Trotta criticó que Ciudad coloque a las “familias en una situación de incertidumbre”

Una vez que culmine el DNU de clases virtuales hasta el 30 de abril, el ministro de Educación de la Nación dijo que se trabaja para “sostener la mayor presencialidad”, siempre atentos a los indicadores sanitarios.

El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, luego de varios días de silencio volvió a hacer declaraciones públicas y criticó al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires por “colocar a las familias en una situación de incertidumbre”. También condenó el “proceso de judicialización” planteado en torno a la presencialidad en las clases, por el cual la Corte Suprema debe definiri si CABA en los próximos días debe tener presencialidad o no.

El ministro señaló que “si al Gobierno de la Ciudad le preocupara la educación, no hubiese transitado el proceso de desinversión educativa que transitó con Macri y con Larreta”.

“Es inaudito que se esté transitando, en el marco de la excepcionalidad de la pandemia, un proceso de judicialización y de especulación política como está llevando adelante el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta y Juntos por el Cambio”, remarcó ante Página 12.

Noticias relacionadas

Asimismo expresó que “es una enorme irresponsabilidad del jefe de Gobierno y del Gobierno de la Ciudad el incumplir un DNU (que pide virtualidad hasta el 30 de abril), no respetar a la Justicia Federal (que desautorizó una sentencia de la Justicia porteña para tener clases presenciales y pidió a CABA acatar el decreto presidencial) y colocar a las familias en una situación de gran incertidumbre”.

Asimismo, Trotta habló sobre la reunión mantenida este miércoles con el presidente Alberto Fernández para tener desde mayo una “presencialidad administrada” en las escuelas: “No hablamos de virtualidad sino de modelos de educación a distancia con alternancia de presencialidad y no presencialidad. Para nosotros es importante sostener la mayor presencialidad posible y es también la agenda del Presidente. Es una discusión falaz plantear presencialidad sí o presencialidad no”.

El DNU presidencial que ordena clases virtuales en el AMBA vence el 30 de abril. A futuro, Trotta indicó: “Analizaremos la realidad epidemiológica y el nivel de circulación. Sobre esa base evaluaremos qué medidas podemos adoptar para transitar un esquema de presencialidad”.