Tuberculosis: legisladores porteños y médicos municipales piden mejores condiciones laborales

La AMM llama a que las autoridades “instrumenten los medios para cuidar la salud de la población”. Gabriel Solano (FIT) presentó un pedido de informes.

En las últimas semanas en la Ciudad de Buenos Aires se sucedieron varios casos confirmados de tuberculosis. Ante esta situación, la Asociación de Médicos Municipales emitió un comunicado público para solicitar al Ministerio de Salud porteño, a cargo de Ana María Bou Pérez, que “instrumente los medios para cuidar la salud de la población”. El legislador Gabriel Solano (Partido Obrero en el Frente de Izquierda y de los Trabajadores) presentó un pedido de informes alusivo “para poder determinar un camino de acción para defender las condiciones de trabajo y la salud de los trabajadores”.

En el comunicado, la AMM expresa: “Señora ministra, su responsabilidad es instrumentar los medios para cuidar la salud de la población y por lo tanto de los médicos y del equipo de salud que de usted dependen. Usted no cumple con su responsabilidad. La sumatoria de hechos de inusitada gravedad ocurridos en los últimos días, lo demuestran. Recuerde que “accidentes por descuido y abandono edilicio”, un ascensor que casi se cae, poniendo en riesgo la vida de dos médicos, no es accidente. Las enfermedades laborales que deben ser prevenidas como la TBC, que afecta a nuestros colegas por falta de protección y seguridad en el trabajo, solo se explican por incumplimiento de normas”.

Luego de denunciar casos de violencia física contra los trabajadores de la salud por parte de pacientes y hechos de precarización, la AMM expone: “Venimos advirtiendo permanentemente el deterioro de las Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo de nuestros hospitales, le pedimos que reacciones y ponga énfasis en las prioridades. Sus argumentos y vanas promesas ya no alcanzan”, concluyen.

El legislador Solano presentó un pedido de informes (Expediente 2061-D-2018) sobre contagiados en el Hospital Piñero (Flores, Comuna 7): “En el último mes se conocieron seis casos de trabajadores residentes médicos contagiados de tuberculosis en el Hospital Piñero, y en cesac’s dependiente de este. Se dan en simultáneo con los siete casos de trabajadores judiciales afectados por la misma enfermedad”.

“Si bien el trabajo sanitario se considera riesgoso en términos de higiene y bioseguridad porque tiene mayor exposición a enfermedades infectocontagiosas, los casos actuales superan ampliamente los números esperables.  El Hospital Piñero se encuentra en la Comuna 7, y recibe muchos pacientes de zonas aledañas. En los barrios del sur, donde se reúnen las comunas 4 y 8, los índices son comparables a las regiones más pobres del planeta, con 144,4 casos cada 100 mil habitantes”, señala el legislador.

“La TBC aumenta su contagio entre personas que viven en el hacinamiento, la malnutrición y las condiciones más precarias de vida, considerándola una enfermedad de la pobreza. La falta de prevención y el sub diagnóstico de la enfermedad aumenta la exposición de los trabajadores que atienden a la población de la comuna. Se suma a esto las condiciones laborales paupérrimas de los trabajadores de la salud, en especial los residentes. Las jornadas extenuantes de más de 70 horas semanales, la falta de descansos postguardia y el abarrotamiento de pacientes junto al incumplimiento de las medidas de bioseguridad hacen que el trabajo en salud se convierta en un potencial factor de riesgo para contraer enfermedades como la tuberculosis”, advierte Solano al pedir datos oficiales al Poder Ejecutivo porteño.