Tuvo más de 600 adhesiones el amparo contra la UniCABA

Piden que el Ministerio de Educación e Innovación de la Ciudad brinde precisiones sobre el proyecto que discute la Legislatura porteña.

Docentes, alumnos, graduados y miembros de la comunidad educativa presentaron 658 adhesiones al amparo iniciado por un grupo de rectoras y rectores del Consejo de Educación Superior de Gestión Estatal (CESGE) contra el Ministerio de Educación e Innovación de la Ciudad de Buenos Aires para solicitar que se le ordene judicialmente responder al pedido de información realizado en abril por el Ministerio Público de la Defensa respecto a la creación de la Universidad de Formación Docente de la Ciudad de Buenos Aires (UniCABA). Mientras tanto, continúa su debate en la Comisión de Educación de la Legislatura porteña, pero llegaría al recinto dentro de varios meses.

El Gobierno porteño fue intimado a responder la demanda en el plazo de 10 días, debiendo proveer la información solicitada, expuso el Ministerio Público de la Defensa. Todo ello, en cumplimiento del artículo 24 de la Constitución de la Ciudad que reconoce que el sistema educativo debe asegurar “la participación de la comunidad educativa y la democratización en la toma de decisiones”.

La presentación refleja solamente una muestra de las múltiples adhesiones recibidas por diferentes vías a través de la recolección de firmas en los profesorados, así como también en redes sociales y otros medios.

El amparo, en ejercicio del derecho constitucional de acceso a la información pública, fue presentado con el patrocinio del Ministerio Público de la Defensa, a través del Defensor Ramiro Dos santos Freire y tramita ante el Juzgado Nº 7 del Fuero Contencioso Administrativo de la Ciudad de Buenos Aires, a cargo de Martín Converset.

El escrito cuestiona el proyecto de la UniCABA que, en tal sentido, “implicaría la disolución de los 29 institutos de formación profesional, de reconocida trayectoria y tradición educativa, afectando el sistema de formación de los docentes”. “No se puede generar un cambio tan significativo sin consultar a nadie y mucho menos sin consultar a quienes le han dedicado su vida y su carrera. Cambios estructurales como éste requieren un debate serio, responsable y consensuado”, señaló Dos Santos Freire.

En virtud de la escasez de información oficial respecto a los alcances del proyecto, el MPD había realizado el pedido formal para que el Ministerio de Educación e Inovación informe, entre otros puntos, si “se prevé disolver los institutos existentes y, de ser así, en qué plazo, y qué tratamiento se dará a los estudiantes que no hubieren finalizado su estudio en los institutos”. En cuanto a la transferencia del personal a UniCABA, pedía que se aclare “si ello incluiría a los interinos y si está previsto algún régimen de retiro voluntario o pase a disponibilidad. Finalmente, preguntaba si se pretende utilizar algún inmueble y si existen ya licitaciones o actuaciones para readecuarlo”.

“La falta de información adecuada ha generado una gran incertidumbre en la comunidad educativa, ya que la disolución de los profesorados afecta el trabajo formativo que vienen desarrollando docentes y alumnos y genera un perjuicio en todo el sistema educativo”, concluyó Dos Santos.