Un legislador propone que la CABA declare persona no grata a Gildo Insfrán por sus dichos contra los porteños

Sergio Abrevaya (GEN) pide este repudio hacia el Gobernador de la Provincia de Formosa, quien afirmó que los porteños son ““zánganos que viven del esfuerzo y del trabajo de todo el pueblo argentino”.

El legislador porteño Sergio Abrevaya (GEN) presentó un proyecto de ley para declarar persona no grata en la Ciudad de Buenos Aires al gobernador de la provincia de Formosa, Gildo Insfrán, quien recientemente criticó en duros términos a la población de la CABA.

Este miércoles 15 de septiembre el mandatario, en un acto en la localidad de General Belgrano, acusó a todos los porteños de “zánganos que viven del esfuerzo y del trabajo de todo el pueblo argentino” y afirmó que “…no saben ni siquiera lo que es plantar una planta de lechuga y nos quieren venir a indicar a nosotros lo que tenemos que hacer”.

Ante esta situación, Abrevaya expresó: “Estas repudiables declaraciones del Gobernador formoseño lesionan, menoscaban y agreden a los habitantes de la Capital de todos los argentinos, que se ven discriminados por el mensaje del mandatario provincial”.

“La Ciudad de Buenos Aires aporta el 23% del PBI Nacional, y no por su condición de Capital, sino porque su economía expandida para más del doble de sus tres millones de habitantes se manifiesta en las industrias audiovisual, programación, laboratorios, textil y muchas otras, así como la de servicios de Salud o educación universitaria solo como ejemplos de su desarrollo. Su población es diversa, amplia y generosa”, añadió.

“Debemos ser extremadamente restrictivos en la presentación de declaraciones de este tenor para no incurrir en sesgos de política partidaria, ya que la Legislatura es una institución que debe mantenerse al margen de esas contiendas, y por otro lado se trata de un Gobernador de una Provincia hermana. Pero en este caso los insultos del Gobernador han ido mucho más allá de acusaciones políticas a las dirigencias políticas o partidarias sino que se ha enseñado específicamente con los vecinos de la Ciudad acusándonos de zánganos, probablemente en proyección de la personal condición del Gobernador. Tal agravio a los habitantes y vecinos de la ciudad no puede ser soslayado por esta legislatura que los representa y no debe tolerarse”, concluyó Abrevaya.