Un pasajero tomó el volante de un colectivo y lo incrustó contra una vivienda: cuatro heridos y peligro de derrumbe

Según testigos, el hombre no quiso pagar el boleto y amenazó a los presentes. Forcejeó y provocó el siniestro. Está detenido.

Este lunes pasadas las 8.30 de la mañana un colectivo de la línea 44 se incrustó contra una vivienda en la avenida Amancio Alcorta y Sáenz. Hay peligro de derrumbe. Cuatro personas terminaron heridas, una de ellas de gravedad.

Una mujer con traumatismo de tórax, la más comprometida, fue derivada al Hospital Durand (Diaz Velez 5044, Comuna 6). Los otros fueron al Hospital Penna (Almafuerte 408, Comuna 4) con politraumatismos. Eran una mujer, un hombre y el chofer. Los habitantes de la casa no recibieron heridas.

Allí viven tres personas. Las habitaciones están en la planta alta, lo que evitó situaciones de riesgo de vida.

Una de las habitantes dijo a la prensa: “Me desperté por el impacto. Duermo en el primer piso. Se sintió un estruendo. Algo raro. No me imaginé que era esto. Pensé que habían roto un vidrio”.

Fuentes oficiales dijeron que hay riesgo de derrumbe en el inmueble. No se removió el colectivo por temor a que se venga abajo el edificio. Será apuntalado.

Tuvieron que intervenir tres ambulancias del SAME. Intervino el Destacamento Pompeya y Estación II de los Bomberos de la Ciudad y la Guardia de Auxilio porteña.

El hecho se originó cuando un hombre en muletas, aparentemente borracho, no quiso pagar el boleto. Discutió con los pasajeros y con el chofer. En un momento, tomó el volante, lo que provocó la maniobra que desencadenó el choque contra la vivienda. Esta persona está detenida.

Obtenga actualizaciones en tiempo real en su dispositivo, suscríbase ahora.

error: