Un rechazo de la Corte Suprema pone el BAUEN al borde del desalojo

Los cooperativistas piden que se deje sin efecto el veto que anula la expropiación.

Los trabajadores de la cooperativa que gestiona el Hotel BAUEN (Callao 360, Balvanera, Comuna 3) informaron que la Corte Suprema de Justicia de la Nación rechazó tratar la situación legal del inmueble tras el veto de Casa Rosada a la expropiación, aprobada por el Congreso de la Nación.

Federico Tonarelli, vicepresidente de la cooperativa, dijo: “A lo largo de estos años siempre tuvimos esperanza de que las instancias judiciales fallen a favor del pueblo. Sin embargo, los últimos meses fueron distintos: ya teníamos la sensación de que la Justicia se negaría a defender nuestros puestos laborales. Y así fue. Desde la cooperativa habíamos presentado un recurso ante la Corte Suprema para que se votase nuevamente la ley de expropiación, luego de que a fines de 2016 Mauricio Macri vetara ese derecho mediante un decreto. Sin embargo, ayer nos impidieron la posibilidad de revertirlo, por lo que después de la feria judicial nos notificarán la fecha en que debemos abandonar el edificio del Hotel Bauen”.

“En medio de la crisis del 2001 cerraron el hotel que, dos años después, se reabrió con mucho esfuerzo y sudor. No es para nada casual que, aquel día de hace 17 años, ¡también fuera un 28 de diciembre! Deliberadamente, esperaron las últimas horas del 2018 para anunciar un nuevo tarifazo bestial, el cierre de 14 escuelas nocturnas públicas y la negativa a una instancia judicial para el Bauen. El gobierno actúa de manera canallesca y cínica, mostrando la verdadera cara del macrismo: lejos de la apertura al diálogo que venden para afuera, manejan los medios y la Justicia como marionetas”, añadió ante La Garganta.

“Este revés no es más que una revancha de quienes sólo quieren aniquilar a la cooperativa, pero no nos van a tumbar… Tenemos la gimnasia de la lucha y desde hoy mismo trabajaremos en un nuevo proyecto de ley que proteja nuestra fuente laboral para seguir brindando servicio gastronómico y de hotelería, a través de la organización autogestiva. Los que se empecinan en debilitarnos deben entender que, noticias como la de ayer, no hacen más que fortalecernos para encarar lo que venga”, concluyó.

Apenas conocida la noticia, la cooperativa en un comunicado expuso el 28 de diciembre: “En el día de la fecha hemos recibido la noticia respecto del rechazo por parte de la Corte Suprema del recurso extraordinario presentado por nosotros. Esto implica que notificación mediante a la Cámara de Apelaciones y al Juzgado Comercial que lleva nuestra causa, entraremos (una vez más) en una difícil situación judicial en los próximos meses. Les agradecemos a todxs las manifestaciones de solidaridad! Los mantendremos al tanto de la situación luego de la feria judicial del mes de enero. Por lo pronto, brindaremos por el año nuevo, por nosotrxs y nuestras familias, por la lucha de todas las empresas recuperadas del país y por el conjunto de los trabajadorxs y el pueblo argentino. Consejo de Administración de la Cooperativa Hotel BAUEN”.

El Hotel BAUEN fue expropiado a fines de 2016 por la ley 27.344 del Congreso de la Nación. Sin embargo, el presidente de la Nación, Mauricio Macri, la vetó con el decreto 1302/16. Ya en su tiempo como jefe de Gobierno porteño había dicho que no simpatizaba con la lucha de los trabajadores de la cooperativa, por eso nunca impulsó la expropiación desde la gestión capitalina.

El proyecto establecía la cesión en comodato de los bienes expropiados a la Cooperativa de Trabajo Buenos Aires una Empresa Nacional Limitada para la consecución de su objeto social, con la condición de dar continuidad a las actividades culturales, educativas y sociales que desarrolla, y de mantener su actividad productiva como fuente creadora de trabajo.

El 20 de marzo del año pasado los trabajadores impulsaron un recurso de amparo para que declare inconstitucional el decreto. Pedían que se promulgue y publique la mencionada ley. Requerían como medida cautelar de no innovar que se restableciera el estado de cosas que existían con anterioridad al veto, a fin de evitar el desalojo, según el sitio oficial del Ministerio Público Fiscal de la Nación.