Un testigo afirma que los policías que asesinaron a Lucas González no se identificaron

La versión de este vecino coincide con la de los tres menores sobrevivientes y contradice lo expresado por los efectivos.

Un testigo declaró que los tres efectivos de civil de la Policía de la Ciudad no se identificaron ante el auto en el que se trasladaba Lucas González junto a sus tres compañeros, momentos previos a la ejecución de disparos que pusieron fin a la vida del adolescente. De este modo, la versión coincide con la brindada por los tres sobrevivientes y contradice la versión de los uniformados, quienes aseguraron haber dado la voz de alto luciendo sus chalecos reglamentarios identificables a simple vista.

Ante los investigadores, el hombre dijo que en ese momento pensó que los tres efectivos de civil en realidad eran ladrones que querían robar el auto donde estaba Lucas. Eso mismo pensaron los menores de edad que volvían de entrenar en el Club Barracas Central, por eso aceleraron, previo a la ejecución de los disparos policiales.

Este testigo dijo haber visto el momento en que uno de los tres sospechosos disparó hacia el lado del acompañante del auto de las víctimas. Además aportó una filmación que realizó con su propio celular 20 minutos después de escuchar los disparos, cuando se acercó a la escena y vio a dos de los amigos de Lucas detenidos y a los policías alrededor, consignó Télam.

El vecino declaró este martes ante los fiscales del caso, Leonel Gómez Barbella y Andrés Heim. Dijo que desde una distancia de 60 o 70 metros vio como los tres policías de civil bajaron del auto de la brigada luciendo chalecos negros, que no permitían deducir que se trataba de policías. Además, aseguró que no escuchó que gritaran “alto policía”, ni sirenas, ni silbatos aunque sí disparos realizados por uno de ellos, quien estaba a pocos metros del lado del acompañante del Volskwagen Suran, donde estaba sentado Lucas.

Según datos preliminares, ese policía sería el inspector Gabriel Isassi, detenido e imputado junto al oficial mayor Fabián López y el oficial José Nievas, todos pertenecientes a la Brigada de Investigaciones de la Comuna 4 de la Policía de la Ciudad.

En tanto, se planea llevar a cabo una reconstrucción en el lugar del hecho, tal como solicitaron ayer los padres de los menores a través de su abogado, Gregorio Dalbón.

Asimismo, se supo que Gómez Barbella y Heim no descartan formular nuevas imputaciones y pedir detenciones de más policías que puedan haber encubierto el accionar criminal de sus compañeros y “plantado” una réplica de arma de fuego hallada en el auto de los chicos.

La presencia de esta réplica en un primer momento alentó la versión del “enfrentamiento” e incluso de tiroteo entre los tres policías y los menores.