Una empresa compró el último terreno vacío de Puerto Madero para construir un hotel y deberá edificar una escuela en el Dique 1

Lo ocupará la cadena The Ritz-Carlton. Tendrá 39 pisos, comercios y locales gastronómicos. El dinero del remate se usará para el Paseo del Bajo.

La desarrolladora NorthBaires compró en octubre el último terreno libre de Puerto Madero por US$ 57.180.645. En la parcela ubicada junto al campo de deportes del Colegio Nacional Buenos Aires y al complejo Torres del Yacht se construirá un edificio de hasta 39 pisos para alojar la cadena hotelera The Ritz-Carlton. También habrá restaurantes, comercios y viviendas. Incluso se proyecta un espacio verde que rodee la construcción. La firma debe construir una escuela para el Dique 1 y hacer nuevas instalaciones para el campo de deportes del Nacional.

En total, hay estipulada una inversión cercana a los U$S300.000.000 en este lote de 8.287 metros cuadrados.

La Corporación Antiguo Puerto Madero, junto a la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE), pusieron el terreno en remate tres veces y no hubo interesados. Luego se presentó NorthBaires.

Originalmente la manzana recibe el nombre 1Q y está dividida en tres: una de ellas es la parcela que se vendió, la 1D. Debido a una rezonificación que se votó en la Legislatura porteña, permite la construcción de dos torres de hasta 140 metros de altura, por eso la gente de NorthBaires proyecta el hotel y diversos usos. Las otras dos parcelas -la 1C y la 2- están habilitadas para una altura de hasta 30 metros, un edificio de menos de 10 pisos, consignó Clarín.

La diferencia de alturas terminó siendo una traba para la venta de las tierras: “La idea central de esta rezonificación que se votó en Legislatura era interesante porque buscaba que se pudiera construir con un concepto heterogéneo, con múltiples alturas. Que no se construyera un nuevo bloque de cuatro o cinco torres de 40 pisos. Muchas veces las críticas que reciben las torres del barrio es justamente que el entorno no es ‘amable’ con los vecinos, y otros entienden que Puerto Madero ya está saturado de torres. Pero ningún desarrollador va a poner dinero para después tener limitaciones para construir. Por eso fue necesario dividir la venta”, dijo uno de los desarrolladores, que lleva décadas de trabajo en el barrio.

La Corporación pretendía vender las tres parcelas juntas y recaudar más de 154 millones de dólares. “Sucede que entonces la incidencia del precio del terreno sobre el valor final de un departamento hubiera sido muy elevada”, explicó el desarrollador. Así es que el organismo integrado por los gobiernos de Nación y Ciudad -creado en 1989 para urbanizar las 170 hectáreas que conformaban el sitio en donde funcionó el antiguo puerto de Buenos Aires- lanzó la licitación del terreno con mayor cantidad de metros edificables y logró venderlo.