Una mujer se arrojó del taxi para no ser ser violada en el barrio de Flores

Horas antes, en San Telmo, un hombre fue sorprendido cuando intentaba violar a una mujer en un baldío.

0

Se jugó la vida en la desesperación. Una mujer de 28 años decidió tirarse de un auto en movimiento para evitar ser violada por su conductor. La situación se inició en Nazca y Rivadavia, cuando la mujer se subió a un taxi. Tras indicarle el destino, el chofer comenzó a acosarla verbalmente.

Cuando apenas habían recorrido unas siete cuadras, la situación empeoró y el hombre intentó manosear a la pasajera. En ese momento iban por San Pedrito (es la continuación de Nazca hacia el sur) y Bilbao y la mujer tomó una decisión límite: arrojarse el auto en movimiento.

A pesar de haberse enganchado en la desesperación, pudo saltar y zafar del abusador. Una zapatilla quedó trabada en la puerta del auto, que rápidamente se fue del lugar. Ahora, el chofer es buscado por policías de la comisaría 38.




La ayuda inmediata llegó de parte de un vendedor de diarios que tiene su puesto en esa esquina de Flores. La mujer fue trasladada al hospital Piñero, con heridas en todo el cuerpo pero especialmente en los brazos, por cubrirse la cabeza al saltar del coche.

Los gritos de auxilio desesperados de una mujer fueron los que llevaron a los policías, que hacían su recorrida habitual por la avenida Paseo Colón, hasta el terreno abandonado frente a una estación de servicio en San Telmo. Encontraron al atacante encima de su víctima, mientras forcejeaba para sacarle el pantalón.

El hombre, de unos 30 años, fue detenido y trasladado a la comisaría segunda. La mujer, de 46 años, tuvo que recibir contención psicológica después de episodio.




Violador infraganti en San Telmo

Efectivos policiales de la Comisaría 2 recorrían la avenida Paseo Colón cuando en su intersección con Estados Unidos escucharon a una mujer pidiendo auxilio.

Los oficiales visualizaron un terreno baldío y rápidamente se dirigieron hacia el lugar donde observaron a un hombre encima de una mujer forcejeándo para quitarle el pantalón, inmediatamente los agentes de la Policía de la Ciudad impartieron la voz de alto y detuvieron al abusador.




A la víctima, una mujer argentina de 46 años, se le brindó la contención según lo dispuesto por el protocolo de actuación, mientras que el hombre, un joven de 30 años de nacionalidad peruana fue trasladado a la comisaría. La causa quedó a cargo de Juzgado en lo Criminal y Correccional Nro. 58 a cargo de la Dra. Bruniard, Secretaría Nro. 65 de la Dra. Rey.

Deja un comentario