UTE anunció un paro de 48 horas y Ciudad suspendió la reunión por paritarias

Fuentes oficiales argumentaron que “llevar adelante una medida de fuerza previo a una reunión constituye una decisión unilateral”. El gremio ADEMYS acusó a las autoridades de “sostener una situación donde el salario de las y los docentes está por debajo de la línea de pobreza”.

Este jueves se iban a reunir los gremios docentes de la Ciudad de Buenos Aires con autoridades del Ministerio de Educación e Innovación porteño, dirigido por Soledad Acuña. Iban a evaluar un aumento paritario para este segundo tramo del año, luego que a fines de marzo se decretara una suba del 15%.

Sin embargo, fuentes capitalinas suspendieron el encuentro porque la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE – CTERA) días atrás había dicho que sus afiliados pararían el 12 y 13 de septiembre si no se acordaba una suba del 42%.

De este modo, el miércoles y jueves próximos no habría clases en las escuelas primarias públicas porteñas.

El ministerio dirigido por Soledad Acuña emitió este comunicado: “En virtud de las medidas de fuerza anunciadas por los representantes gremiales docentes que prevén entre 48 y 96 horas de paro, ha decidido postergar la convocatoria salarial prevista para hoy a las 10”.

“Desde la Ciudad entendemos que llevar adelante una medida de fuerza previo a una reunión, sin siquiera escuchar la oferta salarial por parte del Gobierno, constituye una decisión unilateral de suspender el diálogo por parte de los representantes de los trabajadores. Estamos convencidos de que el futuro se construye desde las escuelas, por lo cual, es inadmisible interrumpir el derecho a la educación de los estudiantes de la Ciudad cuando existe un diálogo abierto y una mesa paritaria prevista”, agregan.

“No obstante ello, y porque sabemos de la importancia fundamental que tienen los maestros y las maestras que quieren estar en las aulas y quieren seguir formando a sus alumnos, es que vamos a realizar un adelanto a cuenta del acuerdo salarial que lleva el salario testigo de jornada simple a $17.500 y para jornada completa a $35.000, para el mes de septiembre”, puntualizan.

“Cada día perdido por una medida de fuerza perjudica exclusivamente a los estudiantes. Desde el Ministerio, seguimos confiando en el diálogo, incluso en los momentos donde los puentes parecen rotos. Es clave que podamos recuperar la palabra porque creemos que educar y formar los chicos es lo más importante que podemos hacer hoy para el mañana”, concluyen.

De los 17 gremios porteños, UTE y ADEMYS fueron los únicos que no acompañaron la paritaria de marzo, del 15%. Tras la vuelta de las vacaciones de invierno hicieron varios paros al señalar que esa suma es insuficiente.

ADEMYS, una vez confirmada la suspensión de la reunión, divulgó este comunicado: “Una vez más, el gobierno provoca a las y los docentes con la suspensión de la mesa salarial. Miente el gobierno cuando dice que es por la convocatoria a paro. No convoca porque pretende sostener una situación donde el salario de las y los docentes está por debajo de la línea de pobreza y atrasado con respecto a la inflación. No convoca porque no puede dar explicaciones a los problemas de infraestructura en las escuelas, porque no puede explicar por qué en plena crisis literalmente “le saca la comida de la boca” a nuestrxs pibes con la disminución de raciones en los comedores, la baja del gramaje por ración (no puede explicar las lentejas en el pastel de carne). En definitiva, no convoca porque pretende dilatar la situación y continuar con el ajuste pagando la deuda externa y al servicio del FMI. Este gobierno, que ya demostró con creces que no es el gobierno del diálogo, no puede dar explicaciones a la inmensa movilización de ayer donde miles de docentes y estudiantes se manifestaron nuevamente contra la UniCABA”.

“La convocatoria a mesa se debió a la lucha de las y los docentes por la reapertura de la paritaria. Ahora, a menos de 24hs de la convocatoria, Larreta y Acuña levantan la mesa de negociación. Es una irresponsabilidad lo que hacen. Si quieren evitar los paros, que de una vez por todas otorguen el aumento que nos corresponde y que atiendan los reclamos de docentes y de la comunidad educativa. Con esta actitud sólo consiguen profundizar el conflicto. Las y los docentes le dejaremos claro que seguiremos luchando por nuestro salario, por escuelas en condiciones dignas y contra el ajuste en educación. Desde Ademys llamamos a la docencia a construir desde las escuelas un plan de lucha de unidad para conseguir que se convoque en forma urgente a mesa salarial y se atiendan todos nuestros reclamos”, agregaron.