Vecinos de Boedo escrachan a un acumulador que tenía perros desnutridos

Se juntarán este miércoles a las 19 en Inclán 3.300.

Este miércoles a las 19 un grupo de vecinos de Boedo hará una protesta en Inclán al 3.300, frente a la vivienda de un matrimonio que tenía 18 perros en un hábitat insalubre, donde además existía una gran acumulación de objetos y sustancias potencialmente nocivas. Los organizadores de la protesta aseguran que los animales todavía están en el inmueble.

La Policía de la Ciudad hizo un operativo hecho a raíz de una denuncia vecinal presentada en la Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental (UFEMA), a cargo del Dr. Matías Michienzi. El Juzgado Penal, Contravencional y de Faltas N° 4 a cargo de la Dra. Graciela Dalmas ordenó el allanamiento de la vivienda.

Efectivos de la División Exposiciones de la Policía de la Ciudad, con cooperación de la División Canes y personal de la Gerencia de Higiene Urbana, ingresaron a la casa y encontraron a un matrimonio mayor de edad que convivía con los animales.

Fue solicitada la presencia de veterinarios de la Gerencia Operativa de Sanidad de Mascotas de la Ciudad, quienes atendieron a los perros constatando que los mismos se encontraban en deplorable estado de salud, mal alimentados y con una notoria falta de aseo.

Según un parte del Ministerio de Justicia y Seguridad porteño, por disposición de la fiscalía los animales fueron trasladados a los refugios  de “Aprodea” y “La Banda de Sarita” en carácter de depositarios judiciales, en tanto que la pareja responsables deberá presentarse a prestar declaración. Sin embargo, los vecinos dicen que los animales todavía están en el inmueble.

Los actos de crueldad animal están penados por la Ley Nacional 14.346 de “Malos Tratos y Actos de Crueldad a los Animales”.